Mostrando entradas con la etiqueta libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta libros. Mostrar todas las entradas

28 ago. 2015

El libro del mes: (Agosto 2015). Tortas de cebada con alubias cebolletas y pimientos.



Dicen que somos lo que comemos, y ha decir verdad, es uno de los dichos que más razón tiene. Por que la comida a parte de aportarnos energía y el alimento necesario para vivir, nos aporta salud y estabilidad emocional.

Cada vez estoy más conciencia por el tipo de alimentación que debemos consumir, y es que aunque para mi es prácticamente imposible quitarme la carne, si que he hecho un poco de examen de conciencia y he decidido tomar más productos vegetales y biológicos.

Por eso os quería mostrar este libro que compré hace un par de meses y que al ojearlo en la librería me maravilló, por el diferente abanico de recetas, y sobretodo  la división que hacen entre cereales, legumbres, tofu y seitán, y semillas oleaginosas. Así que no te puedes quedar sin recursos para poder alimentarte de una manera vegetariana.

El libro se llama, " Escuela de Cocina Vegetariana" de Lena Tritto. Otras de las cosas que me llevó a comprarlo fueron las ilustraciones y el paso a paso de cada receta.

Escuela de cocina vegetaria, Lena Tritto.


La receta que os voy a presentar hoy consiste en unas tortas que se hacen con harina de farro integral. El farro pertenece a la familia del trigo. Es un cereal rústico y resistente al frio. Es el protagonista de algunos platos en forma de sopa, pero también resulta ideal en ensaladas y para preparar timbales y albóndigas. Es energético y un eficaz antioxidante. 

Como fui a varias tiendas y no encontré el farro. Decidí cambiarlo por cebada, y hacer las tortas con este otro cereal.

Ingredientes:

  • 300 grs de harina de cebada
  • 1 cebolleta
  • 300 grs de alubias pintas cocidas
  • 1 pimento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 diente de ajo
  • una cdta de bicarbonato
  • una pizca de guindilla
  • 1 cda de tomate concentrado
  • sal
  • 2 cdas aceite de oliva





Mezclar la harina de cebado o farro si se encuentra, con una pizca de sal y bicarbonato. Formar un volcán en la harina y vierta en el centro 2 cdas de aceite y 1/2 vaso de agua templada.

Amasar y añadir  más agua, si es necesario, hasta obtener una masa blanda y elástica. Cubrirla con un papel film y dejar que repose.

Mientras, limpiar los pimiento y cortarlos en tiras. Limpiar la cebolleta y cortarla también en tiras.

Dorar la verdura con 2cdas de aceite y el diente de ajo. Las salamos cuando se reblandezcan,

Añadir el concentrado de tomate diluid en un poco de agua caliente, tapar y cocer durante 10 minutos. Incorporar las alubias.

Agregar la guindilla y dejar aromatizar 5 minutos.

Estirar la masa con el rodillo sobre una superficie de trabajo enharinada hasta lograr un grosor de 2-3mm.

Calentar una sartén antiadherente y cocer la torta durante 3-4min por cada lado.

Rellenar las tortas con los pimientos y las alubias y sírvalas calientes.




Cuando doblemos las tortas se romperán, por que son crujientes no como fajitas, yo les puse un palillo para que se aguantarán mejor.







¡Ah si! también hice un sello casero con hojas para darle a las servilletas un toque más de color y natural.

26 jun. 2015

El libro del mes: (Junio 2015). Helado de miel y compota de cerezas

helado de miel y compota de cerezas


Ya hace unos mesecitos que no dedicaba un post a un libro, y tenía ganas de dedicarle uno a "Polos & Helados de Sandra Mangas."



Este libro es muy especial para mi, por que lo gané en el concurso de "Polos y Helados" de Canal Cocina el año pasado. De hecho gané el primer premio con mi "Helado de crema de cacahuete con bacon caramelizado y mermelada de fresas," además del libro firmado por Sandra, ¡gané un heladera!.

Hasta ahora todos los helados que había hecho el "Pumkin Pie Ice cream" o el "Earl Grey Ice Cream", habían sido con una base de crema inglesa, que es mucho más complicado por que tienes que procurar que la crema no se corte, aunque les da un sabor mucho más mantecoso y cremoso.

Hoy os voy a enseñar una manera más fácil de hacer helados con una base de nata, y para ello os muestro un mix de recetas que he encontrado en este mismo libro, con un toque ligeramente personal.

He escogido el helado de miel y una receta de compota de cerezas que Sandra Mangas acompaña con un helado de mascarpone, y además he añadido unas nueces caramelizadas a la mezcla.

Ingredientes para la compota de cerezas:

  • 250 grs de cerezas deshuesadas
  • 4 cdas de azúcar
  • zumo de medio limón
  • media cdta de aroma de almendras
  • un par de estrellas de anís (opcional)
  • 1 cdta de maizena
Cocemos las cerezas con el zumo de limón , el azúcar, el aroma de almendras y las estrellas de anís durante unos 10 minutos. Añadimos la cucharadita de  maizena y dejamos al fuego unos minutos más removiendo hasta que espese. Dejamos enfriar y reservamos. Conservamos en el frigorífico.


compota de cerezas



Ingredientes para las nueces caramelizadas:

  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de nueces
  • 2 cdas de agua
  • unas gotas de limón
En una sartén añadimos el azúcar con el agua y el zumo de limón. Dejamos que el azúcar vaya cogiendo color, sin remover. Cuando tenga un color parecido al de la miel, añadimos las nueces y removemos para que se impregnen bien del caramelo. Sacamos del fuego y las echamos en una bandeja con papel vegetal ligeramente pincelado con aceite neutro. Dejamos que enfríen. Cuando hayan enfriado del todo, las picamos en una picador, procurando no picarlas demasiado por que si no se nos formaría un praliné.

nueces caramelizadas

Ingredientes para el helado:

  • 500 ml de nata para montar
  • 250 ml de lceche
  • 150 g de miel
  • 1 vaina de vainilla
 Abrimos la vaina de vainilla  y le sacamos los granitos de dentro.Ponemos a hervir todos los ingredientes (echamos los granitos y la vaina también) en un cazo removiendo de vez en cuando, hasta que la miel se disuelva. Cuando hierva, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez frío, retiramos la vaina de vainilla y lo guardamos en un recipiente hermético en la nevera.

Una vez fría la mezcla, manteamos el helado con nuestra heladera durante 20-30 minutos o según las instrucciones del fabricante.

Otra opción, es meter la mezcla en el congelador en un recipiente hermético. Durante las primeras 2 o 3 horas, la sacaremos cada media jora y batiremos con un tenedor o batidor de varillas.

Sacamos del congelador 5 minutos antes de servir.



Vamos a montar nuestro mix de helado. En un bote o copa, colocamos un par de cucharadas de helado de miel, añadimos una capa de compota de cerezas, otra capa de nueces caramelizas y de nuevo una de helado, cerezas y nueces. Acabamos con una cucharada de miel y coronamos con una cereza para decorar. (ver foto cabecera)




10 abr. 2015

Pavlova con jengibre y piña

receta de pavlova con gengibre y piña


Creo que hace un tiempo, ya comenté que tengo una agenda donde apunto mis recetas pendientes. Son recetas, que tengo ganas de hacer pero nunca encuentro el momento, por que al final no sé por qué, me decido por otras.

Pues estaba yo, uno de esos días por los que me da por mirar libros de cocina para inspirarme, cuando  me fijé en una receta de mi libro "Saved by the Cake" de la escritora Marian Keyes. Ya os hablé de este libro hace tiempo, y os enseñé una receta buenísima de cheesecake con mi chocolatina preferida, los Snikers. La receta se llama, "Blokey Snickers Cheesecake loaf" y aún me estoy acordando de su sabor. 

La receta que me llamó la atención fue una pavlova que llevaba jengibre y piña. Me acordé de que en mi despensa tenía un bote de mermelada de jengibre nuevecito sin abrir, y aunque la receta se hace con jengibre en conserva, pensé que la mermelada podría servir de igual forma.

¡Ya está!, ya puedo tachar otra de mis recetas pendientes de mi agenda.

Antes de poner la receta, me gustaría explicar de donde procede este postre. Está elaborado con merengue seco, y está denominado así por la bailarina de ballet, Anna Pávlova. Es un pastel crujiente por fuera y cremoso y ligero a la vez. Yo a esta receta más bien le llamaría tarta efímera, por que en cuanto se sirve se tiene que comer, ya que si la guardamos se estropea, y además se tiene que montar en el momento que la vamos a tomar, y es por qué el merengue se humedece y la nata no puede estar mucho tiempo fuera de la nevera.


Ingredientes:

  • 3 claras de huevo
  • 175grs de azúcar
  • 1 cda de maicena
  • 1 cdta de vinagre blanco
  • 1 cdta de vainilla
  • 400 grs de nata para montar
  • mermelada de jengibre
  • jengibre confitado
  • piña natural o de lata

Primero vamos a hacer el merengue. Precalentamos el horno a 80ºC. Preparamos tres círculos en papel de horno de unos 18cms de diámetro (podemos usar unos platos pequeños), los colocamos en bandejas de horno, sin olvidarnos de darle la vuelta al papel para que la tinta quede debajo.



Montamos las claras de huevo a punto de nieve. Cuando empiecen a formar picos, incorporamos poco a poco el azúcar mientras seguimos batiendo. Cuando se formen picos duros y brillantes, echamos el resto del azúcar mezclado con la maicena, y a continuación el vinagre y la vainilla.

Dividimos el merengue en tres partes, para cada círculo y los extendemos con una espátula.






Horneamos los merengues durante unas 3 horas. Como estarán en dos bandejas, cambiaremos la posición de las bandejas a mitad de cocción. Es decir, ponemos una bandeja abajo y la otra arriba y a la hora y media las cambiamos, así los 3 círculos se harán de la misma forma. Los sacamos y los dejamos enfriar.

Ahora con la mermelada de jengibre vamos a hacer una especie de sirope. Para ello echamos 3 cucharadas colmadas de mermelada con 150 ml de agua en un cazo. Dejamos que hierva durante 2 o 3 minutos, sacamos y esperamos a que se enfríe.

Montamos la nata. No le echaremos azúcar ya que le vamos a añadir este sirope de jengibre en su lugar. Picamos unos cuantos trozos de jengibre confitado y cortamos a trocitos un trozo de piña.

Vamos a montar la tarta. En primer lugar colocamos una capa de merengue, con cuidado por que es muy frágil. Sobre esta capa, colocamos la nata al jengibre que habíamos montado y añadimos trocitos de jengibre, lo tapamos con otra capa de merengue.





Continuamos así con todas las capas, y acabamos con una capa de nata, jengibre a trocitos y le echamos la piña que habíamos cortado.






¡Y acordaos!, en cuanto la montamos la tenemos que consumir, es una tarta efímera.


27 mar. 2015

El libro del mes: (Marzo 2015). Pan de curry y hamburguesa versión vegana

pan de curry y hamburguesa vegana


"Panes Creativos"

Daniel Jordà y Álvaro Castro



El libro que os muestro este mes va de pan, pero no son las típicas recetas  que podemos encontrar en cualquier recetario, de aquí viene el título del libro: "Panes creativos"

En la última edición de Bcn&Cake, tuve la oportunidad de asistir a una demostración de la mano de uno de los autores del libro, Daniel Jordà. Me pareció la mar de interesante, y además coincidió con la época en la que empecé a interesarme por el mundo panarra. Me gustó tanto que me autoregalé el libro, y de paso, aproveché  para que me lo dedicara.

En él, podemos encontrar recetas para el desayuno, el brunch, para la comida, merienda y cena. Recetas tan originales como el pan de chocolate y naranja, pan de boniato, pan de té verde o el molde de colores.

Esta receta que os voy a enseñar, la hice tal y como pone en el libro hace unos meses y me encantó. Hice unos bollitos pequeños y los acompañé con hamburguesas de pollo que combinaban a la perfección.

Pensando con qué más podía acompañar estos panecillos, me acordé de las hamburguesas veganas, y pensé ¿por qué no convertir el panecillo también en vegano?. Creí que era una idea estupenda ya que la población vegana está aumentando cada día más, y quería experimentar y poder hacer la misma receta pero apta para veganos.

Esta es mi versión del panecillo de Curry vegano.


Ingredientes:

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 80 grs de azúcar
  • 12 grs de sal
  • 50grs de margarina vegetal (100 grs de mantequilla en versión original)
  • 250 g de leche vegetal (leche de vaca versión original)
  • 30 gr de levadura fresca (10 grs levadura liofilizada)
  • 10 grs de curry
  • Sésamo crudo (opcional)
Podemos usar una pizca de cúrcuma para aumentar el color de la masa, además, así acentuaremos su sabor indio.

Desliamos la levadura en la leche  que estará templada. Amasamos todos los ingredientes y agregamos la margarina al final, cuando la masa se muestre uniforme. Cuando esté todo bien integrado, ( si vemos que está pegajosa podemos añadir un pelín más de harina) regamos con el curry y dejamos reposar unos 45 minutos. 

Cortamos piezas de unos 115 grs para hamburguesas de tamaño grande y formamos bolas redondas, boleamos con la mano para que nos queden perfectas.




Pintamos los panecillos con un poco de agua y les espolvoreamos sésamo por encima (opcional)




Dejamos que lo panecillos doblen su volumen. Mientras, podemos encender el horno a 220ºC.
Los introducimos, y dejamos hornear entre 10-15 minutos, vigilando que no se tuesten demasiado por arriba.


pan de curry vegano



Un panecillo como este debe acompañarse como Dios manda, así que haremos una receta de hamburguesas veganas muy sencilla. Esta receta la saqué de un programa de Jamie Oliver.


Ingredientes:

  • 240 grs de judias pintas de bote.
  • 200 grs de habas congeladas
  • cilantro fresco
  • media cdta de comino
  • media cdta de cilantro en polvo
  • media cdta de cayena
  • 1 cda de harina
  • ralladura de un limón
  • sal 
  • pimienta
Sacamos las habas para que se descongelen, no tenemos que cocerlas ni nada. En un robot de cocina ponemos todos los ingredientes juntos y picamos.




Dividimos la masa en cinco porciones y hacemos unas bolas con ellas rebozándolas con harina como si fueran albóndigas. Luego las chafamos y volvemos a espolvorear con harina por ambos lados, esto hará que la masa no se desmorone. Freímos en una sartén, un par de minutos por cada lado.

Podemos acompañar la hamburguesa con lo que queramos, lechuga, tomate cebolla, pepinillo... Como idea de salsa, os doy esta receta muy simplona y muy resultona,  que queda estupenda con todo el conjunto. Tres cucharadas de yoghurt y una de salsa de rábano picante, añadimos sal y pimienta.



12 mar. 2015

Donuts con glaseado de mandarina

donuts caseros



Os lo venía avisando hace unas semanas. Después de varios fracasos absolutos, por fin hemos dado con la receta más fiel del donut clásico.

Y es que cuando a una se le mete algo en la cabeza... En realidad, ya había hecho una receta similar antes las berlinas rellenas de crema de chocolate  de Xavier Barriga, y es una receta estupenda, pero quería experimentar con otras para  ver que resultados me daban, y así encontrar la más fiel al sabor del donut clásico.

Como he comentado antes, hubo varios intentos fallidos, que si no me han crecido, que si el sabor no tiene nada que ver, que si están duros, etc. Era como ¿en serio? ¿es que no hay alguna receta decente?

Y buscando, buscando, di que con el libro, digamos que es como la biblia de los donuts, "Doughnuts" de Lara Ferroni.

Seguro que mucho de vosotros ya habréis oído hablar de este libro, pero en serio, si queréis hacer buenos donuts, sólo tenéis que seguir esta receta. Sencilla no es, pero es eficaz, y eso si, si queréis comerlos el mismo día que los hagáis empezad a prepararlos por la mañana, lo digo, por el tema de las fermentaciones.


Ingredientes:

  • 21 grs de levadura seca (cada sobre tiene 7 grs)
  • 250 ml de leche entera templada unos 60ºC
  • Entre 320grs y 400 grs de harina de fuerza
  • 30 grs de azúcar
  • media cdta de sal
  • 1 cdta de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 60 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • Aceite de girasol para freir

En un bol mediano, disolvemos 2 sobres de levadura con 180ml de leche templada. Añadimos 100 grs de harina y movemos bien hasta que se haga una pasta suave. Tapamos el bol con film transparente y dejamos reposar 30 minutos.




Colocamos la pala en la batidora y en el bol añadimos el resto de leche, la levadura y el prefermento, lo batimos hasta que esté uniforme. Añadimos el azúcar, la sal, la vainilla y las 3 yemas de huevo, seguimos batiendo, hasta que esté bien incorporado. Ahora echamos 80grs de harimas, y mezclamos con velocidad baja unos 30 segundos. Por últimos añadimos la mantequilla a trozos y volvemos a mezclar hasta que esté incorporada a la masa.

Cambiamos la pala por el gancho. Echamos 50 grs de harina y amasamos. Cuando esté incorporada, apagamos la máquina y volvemos a repetir el proceso. Esta acción la haremos hasta que la masa no se quede adherida al bol, tal vez no gastemos toda la harina, por eso en los ingredientes pone entre 320- 400 grs de harina.

Cuando vemos que la masa está perfecta, la sacamos y en una superficie enharinada la amasamos durante 5 minutos, eso hará que la masa tenga más esponjosidad.

Preparamos un bol untado de aceite y colocamos la masa dentro. Echamos un pelín de aceite por encima y tapamos el bol. Lo colocamos en la nevera para que fermente mínimo 1 hora ( se puede dejar hasta 12h), yo lo dejé 2 horas.




Sacamos de la nevera, y vemos que habrá crecido el doble. Colocamos la masa en una superficie enharinada y amasamos con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1 cm.

Cortamos los donuts con un cortador de donuts o con dos cortadores circulares, y los ponemos en una bandeja forrada de papel de horno. La masa que nos sobra la amasamos y la volvemos a dejar en la nevera por lo menos 30 minutos. 




Tenemos que dejar fermentar los donuts en un lugar cálido entre 5 y 20 minutos, tapados con papel film. Yo encendí el horno y al apagarlo dejé el horno abierto para que la cocina estuviera caliente.

Como los dejé 2 horas en la nevera, mi fermentación fue muy rápida, casi a los 5 minutos los comprobé y estaban listos. Se sabe que están listos cuando al tocarlos con el dedo vuelve lentamente a su posición, si es muy rápido no están hechos, y si se quedan están demasiado fermentados, con lo que tendremos que volver a amasar y empezar de nuevo.

Mientras que los donuts se van fermentando, ya podemos calentar el aceite. Tiene que estar a unos 180ºC si está más caliente no se harán por dentro y por fuera se tostarán mucho. Freímos por tandas, entre 1 y 2 minutos por cada lado. Los sacamos, los ponemos en papel absorbente y dejamos enfriar.



Ahora ya podemos hacer el glaseado que más nos guste. Que no nos de miedo echarle uno bien dulce ya que la base no lo es. Por ejemplo, una ganache de chocolate, el básico, que se hace con leche y azúcar glacé, o con azúcar y canela, etc.

El glaseado que os voy a enseñar lo elegí, por que estas últimas navidades hice un bizcocho con este glaseado y tuvo un éxito aplastante. Es muy sencillo y realmente delicioso ya lo veréis.

Ingredientes:

  • 150 grs de azúcar glacé
  • nata líquida para montar
  • 1 cda y media de pasta de mandarina
  • ralladura de mandarina

En un bol ponemos el azúcar glacé y la pasta de mandarina. Echamos poco a poco la nata hasta que tengamos una crema densa pero un poco fluida, como si fuera un sirope.

Cogemos el donut, y lo ponemos boca abajo en el bol para bañar la mitad, le damos la vuelta y le espolvoreamos la ralladura de mandarina.




¡Y listos para degustar!









Al final me cansé he hacer donuts he hice bolitas, que también glaseé. Otra opción para no zampar tanto.


27 feb. 2015

El libro del mes: (Febrero 2014). Pastel de fresas y chocolate blanco.



"Lomelino´s cakes"

Linda Lomelino


Pastel de fresas y chocolate blanco.


Si últimamente habéis leído mi facebook sabréis que ando buscando la receta del donut perfecto, o al menos la receta del donut clásico, vamos, el de toda la vida. Pero antes, os quería enseñar un libro que hacía mucho tiempo que quería comprar, y que ya tengo en mi poder, el "Lomelino´s cakes".



Su autora, Linda Lomelino tiene uno de mis blogs preferidos " Call me cupcake". Empecé a seguir este blog hará un par de años, y lo que más me gustó fue el estilo de las fotografías, llenas de romanticismo. Me gusta mucho como usa la luz y me encanta esos toque naturales de las flores frescas y de la madera.

También vi que Linda Lomelino había sacado un libro recopilando algunas recetas de tartas, y claro, tenía que ser mío. Pero mi gozo se fue al pozo cuando vi que... ¡sólo estaba en sueco! ¡oh no!.

Que sorpresa la mia cuando me enteré que habían editado el libro en inglés, tenía que pasar a formar parte de mi biblioteca gastronómica.

Para los que no conozcáis el blog, os invito a visitarlo, veréis las maravillosas fotos, y las deliciosas recetas de las que os he hablado. Este libro es un recopilatorio de 27 tartas para cualquier día especial. La mayoría de ellas son layer cakes, pero también podemos encontrar una receta de pavlova o cheesecakes.

El pastel escogido fue uno de fresas y chocolate blanco, ya que me apetecía mucho hacer un homenaje a esta fruta de temporada, además el bizcocho es súper suave, no contiene aceites ni grasas, y su relleno es una delicada compota de fresas, todo cubierto por una fabulosa crema de chocolate blanco, mmmm... ¿quién se podría resistir?

Aquí os dejo la receta para unas 12 a 15 porciones.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 1 1/2 taza de azúcar
  • 1 3/4 tazas de harina
  • 2 1/2 cdta de levadura en polvo
  • 100 grs de fresas
  • 1/4 taza de agua

Precalentamos el horno a 180 ºC

Engrasamos un molde redondo y alto de 20cm de diámetro.

Batimos los huevos junto el azúcar con las varillas hasta que queden esponjosos, con unos cinco minutos bastarán. En un bol, tamizamos la harina junto la levadura. Limpiamos y escurrimos las fresas. Las pasamos por la batidora, hasta que se haga un puré. Colocamos el puré con el agua en un cazo, y lo ponemos en el fuego hasta la mezcla se espese un poco.

Añadimos  un tercio del harina que hemos tamizado, a la mezcla de huevos y azúcar. Vamos añadiendo por partes para que se agregue bien.

Echamos el puré de fresas, y seguimos batiendo lentamente, hasta que todo esté bien incorporado. Colocamos la masa en el molde que ya tenemos preparado.

Horneamos durante 45-50 minutos o hasta que lo pinchemos con un palillo, y este salga limpio. Lo dejamos enfriar completamente en el molde.



Ingredientes para la compota:

  • 350 grs de fresas
  • 1/4 taza de azúcar

Es mejor hacer la compota mientras el bizcocho esté en el horno, o antes, así la tendemos bastante fría para rellenar la tarta.

Limpiamos, enjuagamos y cortamos las fresas. Las ponemos junto al azúcar en un cazo y con la ayuda de un tenedor las machacamos para que suelten su jugo. Dejamos hervir la compota unos 30 segundos. Lo sacamos del fuego, y dejamos que se enfríe por completo. 


Ingredientes para la crema de chocolate blanco:


  • 200 grs de chocolate blanco
  • 1 taza de azúcar glacé
  • 100 grs de mantequilla
  • 200 grs de queso tipo philadelphia
  • colorante rosa (opcional)

Cortamos el chocolate en trocitos y derretimos al baño María o en el microondas a baja temperatura. Lo dejamos enfriar.

Batimos con las varillas la mantequilla junto el azúcar hasta que quede cremoso. Añadimos el queso y continuamos batiendo hasta que esté todo integrado. Echamos poco a poco el chocolate mientras continua batiendo y añadimos al final un pelín de colorante rosa.


Montar el pastel:

Una vez tengamos el bizcocho bien frío, lo dividimos en tres partes iguales de forma horizontal. Colocamos la mitad de la compota en la capa que irá abajo, colocamos otro bizcocho encima, echamos el resto de la compota y tapamos con el último bizcocho.

Con la ayuda de una espátula, cubrimos la tarta por los laterales y por encima. Aquí ya podemos hacerlo al gusto, usando la espátula, o manga pastelera, decorándola con sprinkles, flores, fresas o en mi caso he hecho una peonia de azúcar que aprendí en el curso de Cake & Co. Bdn

Por cierto, prometo publicar la semana que viene el post de como hacer la peona abierta, así que ¡estad atentos!










    Diseñado por El Perro de Papel