Mostrando entradas con la etiqueta vegetariano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vegetariano. Mostrar todas las entradas

5 oct. 2016

Tartar de remolacha con hummus de guisantes

tartar de remolacha con hummus de guisantes


Hemos vuelto por fin con el reto de septiembre de "Cooking The Chef". Como siempre, julio y agosto son dos meses de "descanso", bueno, de  descanso de nuevos retos  ya que podemos participar con algún chef de otros retos anteriores.

Este año, lo he tenido complicado más complicado que el anterior, ya que no dispongo de tanto tiempo com el que me gustaría. Así, que guarde todas mis energías para el mes de septiembre.

Este mes April y Aisha, nos han propuesto un reto con Eneko Atxa. Cuando lo leí pensé, buff, que difícil, y yo con tan poco tiempo...



Para quien no lo conozca, es campeón de España, de cocina de autor para jóvenes chefs, mejor cocinero del año por el prestigioso club del gourmet Francés Fourchettes, y ha sido nominado al Premio Pil-Pil a la técnica más innovadora.

Entre las técnicas originales que ha desarrollado se encuentran los caldos concentrados, los aromas en los vacíos y las centrifugaciones.

Está al frente del restaurante Azurmendi, Larrabetzu, Vizcaya con tres estrellas Michelin. Este año ha ganado el Premio Nacional de Gastronomía y acaba de inaugurar el restaurante Eneko, en Covent Garden, Londres.

La receta del reto ha salido de la carta del menú del restaurante de Londres. A mi me gusta mucho leer el nombre de una receta e interpretarla como la haría yo. Así que vi un tartar de remolacha en su carta y bueno, el resto es imaginación.

Mi tartar es muy fácil, pero lleva varias elaboraciones diferentes. Es un tartar de remolacha, con cebolla encurtida, hummus de guisantes, acompañado de chips de boniato.


Ingredientes para la cebolla encurtida:

  • 1 cebolla morada
  • media cdta de azúcar
  • media cdta de sal
  • 3/4 tazas de vinagre blanco.
Sabores (opcional):
  • 1 diente de ajo
  • pimienta en grano
  • romero
  • chile en polvo

Cortamos las cebollas muy finas, mejor hacerlo con una mandolina. Colocamos la cebolla en un colador y pones agua a hervir. Echamos el agua sobre la cebolla para que se blanquee. Ponemos el colador debajo del grifo, y echamos agua fría.

En un recipiente, donde vayamos a conservar nuestra cebolla, echamos el vinagre con la sal y el azúcar y removemos hasta que se disuelvan. Añadimos los sabores y echamos la cebolla. Lo tapamos y dejamos reposar.  Si queremos usarlo pronto, en media hora lo tendremos listo.

cebolla encurtida


Ingredientes para el hummus de guisantes:

  • 2 tazas de guisantes
  • 3 cdas de tahine
  • 1 ajo pequeño
  • sal
  • pimienta
  • 1 cdta de comino
  • un poco de aceite
  • zumo de medio limón
Cocemos los guisantes durante 5 minutos, tanto si son congelados como si no. Ponemos todos los ingredientes en un procesador y trituramos bien.

hummus de guisantes

Ingredientes para los chips de boniato:

  • 1 boniato no muy grande
  • aceite
  • sal
  • pimienta
Calentamos el horno a 200ºC.

Limpiamos bien el boniato sin pelar. Cortamos con la ayuda de una mandolina el boniato en chips de 3 mm. En un bol con agua fría, lo metemos durante unos 10 minutos para que suelte el almidón. Sacamos los boniatos del bol y los secamos bien.

Los disponemos en una bandeja de horno, los pincelamos con aceite de oliva y pimienta. Dejamos en el horno 10 minutos, los sacamos, les damos la vuelta y dejamos entre 5-10 minutos, sobretodo vigilamos que no se quemen. Sacamos, le añadimos sal y dejamos enfriar.

chips de boniato


Ingredientes para el tartar de remolacha:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 cdas de mostaza de Dijón
  • zumo de medio limón
  • la cebolla que hemos encurtido
  • sal
  • pimienta
Cortamos la remolacha en cuadraditos pequeños y la echamos en un bol. Añadimos parte de nuestra cebolla encurtida cortada. Echamos el resto de ingredientes y movemos bien.



Sólo nos queda montarlo. En un molde redondo o cuadrado, poner abajo el hummus de guisantes y encima el tartar. Apretamos bien y retiramos el molde. Acompañamos nuestro plato con los chips de boniato.



Un plato perfecto, para vegetarianos. Os sorprenderá el sabor de la remolacha preparada de este modo.

26 abr. 2016

Burritos de avena con Bimi a la Mediterranea

Burritos de avena con Bimi a la mediterranea

Poco a poco, estoy tomando conciencia de lo importante que es cuidarse tanto por fuera como por dentro. De hecho, cuanto más nos cuidemos por dentro mejor estaremos por fuera. Hasta hace nada, yo era de esas personas que no paraban de comer guarradas todo el rato, y sobretodo dulces, es que me pirran, no lo puedo evitar.

Si echáis un vistazo al blog en general, tengo más recetas dulces que  cosas saladas. Y no es quiera a partir de ahora dejar a un lado lo dulce, ¡no señor!, pero si que quiero introducir más recetas sanas, vegetarianas y del estilo "fitness".

Yo no es que haga dieta, no estoy a favor de las dietas, estoy a favor de comer sano y variado, y estoy en contra de eliminar alimentos de nuestras comidas. Si que hay que controlar ciertas ingestas o evitarlas, como las grasas de las comidas procesadas o los azúcares refinados, que no aportan ningún nutriente y sólo hacen que acumulemos grasa mala en nuestro cuerpo. Pero bueno, que por comernos un donut un día no pasa nada, lo malo es cuando se convierte en costumbre.

Me he hecho con varios libros de cocina sana para mi biblioteca personal, y me gustaría mostrar algunas de esas recetas en los posteriores posts. De momento aquí os dejo con una receta deonde he introducido un vegetal que está muy de moda, el "Bimi".

Bimi


Bimi: Surgió como un cruce natural entre dos crucíferas del grupo de Brassica oleracea el brócoli y la col china. Tiene un sabor suave y dulce, con un tallo similar al del espárrago y una cabeza como la del brócoli.

Las flores superiores de este híbrido, poseen un mayor contenido de fibra dietética, proteína total y minerales que el brócoli de toda la vida. Tiene más calcio, magnesio, hierro, manganeso cobre y zinc. Además posee agentes anticancerígenos, ácido graso Omega 3.




Lo hemos cocinado al horno y lo hemos presentado dentro de un burrito de avena. Esta receta no puede ser más sana, además es perfecta para los vegetarianos.


Ingredientes para las tortillas de avena (4 tortillas):


  • 120 grs de salvado de avena
  • 10 claras de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1cda de levadura
Ponemos todos los ingredientes en una batidora y mezclamos. Calentamos una sartén y la pincelamos con un poco de aceite de oliva. Echamos la masa, de manera que nos quede una tortilla bastante fina. Cocemos por cada lado uno 3-4 minutos. Reservamos.

Ingredientes para los tomates asados:

  • 2 tomates maduros
  • ajo en polvo, o ajo picado
  • sal
  • pimienta
  • orégano 
  • aceite
Precalentamos el horno a 200ºC.

En una fuente para horno ponemos los tomates cortados por la mitad. Les echamos un chorrito de aceite, sal, pimienta el ajo y el orégano. Horneamos durante 30 minutos. Reservamos.

Ingredientes para la olivada:

  • 100 grs de olivas negras
  • 1 cdta de alcaparras
  • aceite virgen extra
  • sal
Picamos todos los ingredientes bien, de manera que forme como un paté.


Necesitaremos también:

  • 120 grs de Bimi
  • 1 bola de mozzarella fresca

Ponemos en el horno el Bimi a 20º C, con un poco de sal, pimienta y aceite. Horneamos durante 30 minutos.

Cortamos la mozzarella en trozos.




Sólo tenemos que montar los burritos. Ponemos el Bimi primero, luego cortamos los medios tomates y los colocamos encima, la mozzarella fresca y por último un poco de olivada. Lo envolvemos todo y lo aguantamos con palillo.

 Se pueden consumir fríos o existe la versión caliente que es cuando la mozzarella se funde sobre el tomate y el Bimi y se mezcla con la olivada, todo un placer. Para ello sólo hay que colocarlos en el horno a 200ºC durante unos 15 minutos, ¡las tortillas quedarán crujientes!.



No olvidéis de que me he hecho un Snapchat, lo podéis ver en mi barra lateral derecha. Aquí colocaré  pasos de mis recetas, eventos, alguna que otra reflexión, locuras de las mías, etc.





13 mar. 2016

Pudding fit de Chia con frutos del bosque.

pudding de chia


Ya sabéis que desde hace unos meses, estoy intentando cambiar mis hábitos de alimentación, hago deporte (cosa que no había hecho nunca), y me cuido mucho más.

Con todo esto, estoy descubriendo y aprendiendo las propiedades de los alimentos, los que no debo consumir con frecuencia, y los que son beneficiarios para nuestra salud. Algunos de ellos, no los había probado nunca, ni tenía idea de todos los beneficios que nos aportan a nuestro cuerpo.

En la receta de hoy, os quiero enseñar las propiedades y beneficios de las semillas de Chia, y como hacer que un postre sea super sano, añadiendo leche vegetal, en este caso de almendra, frutos del bosque, miel y nueces.

Las semillas de Chia, mercen ser denominadas superalimento. Son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos Omega 3 de origen vegetal.

Absorben 10 veces su peso en agua, formando un gel voluminoso que produce sensación de saciedad.

Sabiendo todo esto, es perfecta para dietas, ya que al sentirnos llenos, no tendremos esa ansiedad típica de comer entre horas, y favorecen la construcción de músculo y tejido, por eso los deportistas la consumen tanto.


chia


Ingredientes:

  • 100 ml de leche de almentras
  • 1 cda grande semillas de chia
  • fresas y arándanos
  • miel
  • nueces
En un vaso ponemos las semillas y añadimos la leche de almendra. Removemos, tapamos con papel film y dejamos toda la noche en la nevera.

Al día siguiente, lo sacamos, echamos por encima las fresas cortadas en trocitos, los arándanos, y nueces troceadas. Para finalizar, echamos un chorrito de miel por encima de las frutas.

¡¡Ya está!! No puede ser más fácil ni más sano.



Podemos variar esta receta con otras frutas, como kiwi, plátano, piña, mango, etc. También podemos añadir azúcar integral de caña en la leche vegetal. Si preferís, podéis hacer variaciones con diferentes leches, como de coco, de arroz, avena, o incluso desnatada, es ir probando que sabores nos gusten más.










14 ene. 2016

Arroz integral con hinojo y aceitunas negras

Arroz integral con hinojo y aceitunas negras


Ya ha pasado una semana desde la última comilona de Navidad, la del día de Reyes. Entre tanto turrón, mantecado, bombones, roscones y comidas copiosas, nuestro cuerpo pide a gritos una depuración.

Los alimentos que pueden ayudar a limpiar nuestro organismo son las frutas y verduras, los cereales integrales y la carne blanca como la de pollo o pavo. Además va muy bien tomar zumos como este zumo detox de remolacha, y beber infusiones como el té rojo.

En mi búsqueda de una receta sabrosa  y diferente, eché mano de un libro al que socorro bastante últimamente, " Escuela de cocina vegetariana". Como ya dice el título, es una receta completamente vegetariana, incluso vegana ya que no utilizamos huevos ni lácteos para hacerla.

Entre sus ingredientes principales podemos destacar sobretodo dos: el arroz integral y el hinojo.


  • El arroz integral: es un arroz más natural y con un mayor aporte de fibras. Tiene un contenido en grasa muy bajo, de absorción lenta que hace que se digiera más lentamente que el blanco, cosa que nos mantiene con sensación de saciedad durante más tiempo.

  • El hinojo: los griegos utilizaban el hinojo para disminuir su apetito con el propósito de perder peso para la batalla y hacer más fácil el ayuno. Es diurético, ayuda al colesterol, es antioxidante y estimulante.


Como vemos es un plato que nos aporta diferentes beneficios para nuestro organismo. Ahora vamos con la receta.

Ingredientes 2 personas:

  • 150 grs de arroz integral
  • 1 diente de ajo grande
  • 1/2 cebolla
  • 1 hinojo pequeño
  • 1 cda de olivas negras sin hueso
  • un puñado de pistachos
  • hebras de azafrán
  •  medio vaso tomate natural en lata
  • 50 ml de vino blanco
  • sal
  • aceite de oliva
Cocer el arroz integral, según instrucciones de la marca. Normalmente son unos 20 minutos.

Picar el ajo y la cebolla y rehogarlo en aceite de oliva. Pelar el hinojo y cortarlo en trozos no muy grandes. Añadirlos y dejar que se cuezan durante 5 minutos; rociar con vino blanco y subir el fuego.

Agregar las aceitunas negras sin hueso, cortadas en rodajas, a los hinojos.

Incorporar el tomate, salar y cocer durante 10 minutos. Diluir el azafrán en agua caliente y añadirlo todo.

Dejar que se cueza durante 10 minutos más. Servir el arroz bien caliente, decorando con los pistachos bien picados.


31 dic. 2015

Roulade de espinacas, rúcula y parmesano con relleno de tomate y piñones.



Rolulade de espinacas


Después de unas semanas con mi horno out, volvemos en este día tan especial, 31 de diciembre, Fin de año, con el "Reto Cocinillas".

Este mes, tocaba reto salado. Normalmente no suelo participar en los salados, a no ser que me guste mucho la receta. Este ha sido el caso de este mes, ya que se nos propuso hacer una "Roulade de espinacas".

Esta receta pertenece al libro "La cocina fácil de Lorraine Pascale", al igual que la receta del mes pasado, las "trufas de mantequilla de cacahuete".

A esta receta le han llamado "roulade",  pero es lo que viene siendo el "brazo de gitano" o  el "swiss roll". Un bizcocho fino que rellenaremos y enrollaremos. Siempre los había preparado dulces, como este tan divertido de conejos "Bunny Swiss Roll", o esta otra receta también de nuestra querida Lorraine Pascale, "Mascarpone & Strawberry Swiss Roll".

Esta vez, la señorita Pascale, nos ha querido sorprender con su versión salada de espinacas, y creedme, ha sido todo un descubrimiento.

He adaptado su receta a la cantidad de espinacas que vienen en una bolsa de supermercado, unos 250 grs.

Ingredientes:

  • Un dado de mantequilla
  • 250 grs de espinacas
  • 4 huevos L
  • 80 grs de parmesano rallado + 1 cda más para espolvorear
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • 200 grs de crème fraîche
  • 80 grs de tomatres secos conservados en aceite, escurridos y picados
  • un puñadito de piñones tostados
  • 50 grs de rúcula
Necesitaremos también un molde rectangular para horno de 23x32 cm.

Como veis, la receta lleva tomates secos conservados en aceite. Yo en vez de comprarlos los he preparado yo misma. Puse un par de tomates en un deshidratador hasta que quedaran secos, y los coloqué en un bote pequeño con aceite de oliva, y los dejé 1 semana en reposo. Si no tenemos deshidratador, podemos secar los tomates en el horno a 65º unas 6 horas.




Precalentamos el horno a 180ºC. Forrar el molde con papel de horno dejando que sobresalga por los bordes, para poder desmoldarlo más fácil después.

Derretir la mantequilla en un cazo grande a fuego medio. Echar las espinacas y rehogar durante 1 minuto, hasta que empiecen a ablandarse. Verter las espinacas en un colador y presionar con una cuchara para que suelte toda el agua, hasta que queden lo más secas posible. Después ,en un robot de cocina o picador, las picamos finamente.

Pasar las espinacas a un bol y agregamos las yemas de los huevos, el queso parmesano, la nuez moscada y sal pimentamos. Batimos bien hasta que esté todo agregado.

En otro bol, montamos las claras, hasta que estén firmes, aunque no hace falta que estén tan batidas como para hacer merengue.

Echamos poco a poco las claras de huevo al otro bol, moviendo con una espátula de manera envolvente para que la masa no se baje.

Echamos toda la masa en la bandeja forrada, y la alisamos con el reverso de una cuchara. Horneamos entre 10-15 minutos.

Sacamos del horno y dejar reposar 5-10 minutos antes de despegarla del papel.

En la encimera, expendemos otro papel de horno y echamos la cucharada de parmesano extra. Sacamos la roulade del molde, y colocamos la parte de arriba hacia abajo sobre el papel que contiene el parmesano. Con cuidado, sacamos el papel adherido, y dejamos que se enfríe del todo.

Preparamos el relleno. En un bol echamos la crème fraîche, los tomates secos picados (podemos dejar alguno entero), y los piñones en un bol, sazonar al gusto. Cuando la roulade esté fría, extendemos el relleno por encma con cuidado, dejamos un margen de  1 cm por todo alrededor. Esparcimos por encima los tomates que tenemos reservados y la rúcula.



Con la ayuda del papel de la base, vamos enrollando poco a poco por la parte más corta del rectángulo, apretándolo bien. Una vez esté enrollada, la colocamos en una fuente, con la junta debajo.



7 sept. 2015

Crackers veganos con semillas

Crackers veganos con semillas


¿Os acordáis del libro que os mencioné el mes pasado, " Escuela de cocina vegetariana"? Aquí os presenté unas estupendas tortas de cebada con alubias cebolletas y pimientos. Vale, pues este libro lo estoy aprovechando más de lo que pensaba. Tiene una sección de semillas oleaginosas donde podemos encontrar recetas como la que os voy a escribir hoy, unos " Crackers veganos con semillas".

He hecho unos pequeños cambios en la receta, más que nada por la falta de haría integral de trigo y he aprovechado la harina de cebada que tenía de la otra receta y he echado la mitad de trigo y la otra de cebada.


Ingredientes:

  • 100 grs de harina de maíz
  • 1/cdta de sal
  • 3 cdas de aceite de oliva
  • 1 cda de semillas de ampola
  • 200 grs de harina integral
  • 1 cda de sésamo negro
  • 2 cdtas de levadura
  • 1 cda de semillas de mostaza

Tostar ligeramente las semillas en la sartén y dejar que se enfríen

Formar un volcán con las dos harinas y mezclar con la sal, la levadura y las semillas.

Verter en el centi el aceite y el agua  caliente necesaria para obtener una masa dura y elástica.

Deje que la masa repose durante unos 30 minutos en un bol tapado y después cortarla en porciones.

Espolvorear un poco la superficie con harina integral, estirar las porciones de masa hasta que estén finas y córtalas con una rueda cortapasta para obtener crackers. Yo como no tengo rueda, he usado un molde pequeño redondo cortapisas.




Hornearlas a 180ºC durante unos 10 minutos en una bandeja de hornear con papel de hornear en  la base de la bandeja,




Podemos acompañarlos con queso untable y si somos veganos con cualquier paté vegetal como este de tofu y miso.


También me encanta acompañarlos con hummus, ya sabéis ese paté de garbanzos y rociarlo con aceite de oliva y pimentón de la Vera.





Otra idea es usarlos como base de canapés, para días festivos. ¿Que os parece esta idea de canapé con que entable, salmón ahumado y una ramita de tomillo?



28 ago. 2015

El libro del mes: (Agosto 2015). Tortas de cebada con alubias cebolletas y pimientos.



Dicen que somos lo que comemos, y ha decir verdad, es uno de los dichos que más razón tiene. Por que la comida a parte de aportarnos energía y el alimento necesario para vivir, nos aporta salud y estabilidad emocional.

Cada vez estoy más conciencia por el tipo de alimentación que debemos consumir, y es que aunque para mi es prácticamente imposible quitarme la carne, si que he hecho un poco de examen de conciencia y he decidido tomar más productos vegetales y biológicos.

Por eso os quería mostrar este libro que compré hace un par de meses y que al ojearlo en la librería me maravilló, por el diferente abanico de recetas, y sobretodo  la división que hacen entre cereales, legumbres, tofu y seitán, y semillas oleaginosas. Así que no te puedes quedar sin recursos para poder alimentarte de una manera vegetariana.

El libro se llama, " Escuela de Cocina Vegetariana" de Lena Tritto. Otras de las cosas que me llevó a comprarlo fueron las ilustraciones y el paso a paso de cada receta.

Escuela de cocina vegetaria, Lena Tritto.


La receta que os voy a presentar hoy consiste en unas tortas que se hacen con harina de farro integral. El farro pertenece a la familia del trigo. Es un cereal rústico y resistente al frio. Es el protagonista de algunos platos en forma de sopa, pero también resulta ideal en ensaladas y para preparar timbales y albóndigas. Es energético y un eficaz antioxidante. 

Como fui a varias tiendas y no encontré el farro. Decidí cambiarlo por cebada, y hacer las tortas con este otro cereal.

Ingredientes:

  • 300 grs de harina de cebada
  • 1 cebolleta
  • 300 grs de alubias pintas cocidas
  • 1 pimento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 diente de ajo
  • una cdta de bicarbonato
  • una pizca de guindilla
  • 1 cda de tomate concentrado
  • sal
  • 2 cdas aceite de oliva





Mezclar la harina de cebado o farro si se encuentra, con una pizca de sal y bicarbonato. Formar un volcán en la harina y vierta en el centro 2 cdas de aceite y 1/2 vaso de agua templada.

Amasar y añadir  más agua, si es necesario, hasta obtener una masa blanda y elástica. Cubrirla con un papel film y dejar que repose.

Mientras, limpiar los pimiento y cortarlos en tiras. Limpiar la cebolleta y cortarla también en tiras.

Dorar la verdura con 2cdas de aceite y el diente de ajo. Las salamos cuando se reblandezcan,

Añadir el concentrado de tomate diluid en un poco de agua caliente, tapar y cocer durante 10 minutos. Incorporar las alubias.

Agregar la guindilla y dejar aromatizar 5 minutos.

Estirar la masa con el rodillo sobre una superficie de trabajo enharinada hasta lograr un grosor de 2-3mm.

Calentar una sartén antiadherente y cocer la torta durante 3-4min por cada lado.

Rellenar las tortas con los pimientos y las alubias y sírvalas calientes.




Cuando doblemos las tortas se romperán, por que son crujientes no como fajitas, yo les puse un palillo para que se aguantarán mejor.







¡Ah si! también hice un sello casero con hojas para darle a las servilletas un toque más de color y natural.

10 ago. 2012

GAZPACHO DE REMOLACHA

Hoy os mostramos nuestra primera receta salada y en formato bebida, ya que todo no iba a ser dulce jejeje, porque a los chatos nos encanta la cocina en general, aunque la repostería siempre será nuestra perdición! Una bebida muy rica por sus ingredientes y muy adecuada para está época tan calurosa, nada mejor que un gazpachito fresquito!!! Yo, sinceramente, no soy muy gazpachera, he probado un montón de tipos y no me convencen pero esta versión me ha agradado!

Es muy sencilla de hacer sólo necesitáis:

- 2 "pelotitas" de remolacha en conserva (250 g).
- 5 zanahorias.
- 1 pepino grande.
- 1 ajo.
- Un chorrito de vinagre.
- Aceite.
- Sal.
-Agua.

Trocear la remolacha, las zanahorias y el pepino. Seguidamente triturarlo con la turmix y una vez que este todo bien mezclado añadir el ajo, vinagre, aceite y volver a triturar. Por último según la textura que queráis conseguir id añadiendo poco a poco agua y removiéndolo hasta que quede a vuestro gusto. Si os queda grumoso, tenéis la opción de colarlo y así os quedará más liquido. Dejarlo enfriar en la nevera un par de horas, y listo!

Bon Apetit!



Diseñado por El Perro de Papel