Mostrando entradas con la etiqueta masas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta masas. Mostrar todas las entradas

22 jun. 2016

Coca de San Juan con crema

Coca de San Juan


No os lo vais a creer, pero al igual que el Roscón de Reyes , esta es mi primera Coca de San Juan. Y pensareis... ¿porqué te ha dado por hacerla este año?, pues mi fácil, mi excusa, estoy preparando otro video para Youtube.

Estoy muy pez, pero muy pez, con el tema de montar videos para Youtube, sobretodo por que no tengo un equipo para hacerlo, y he de tirar de móvil. Y lo peor de todo es que mi móvil no es compatible con mi Mac, así que he tenido que hacer virguerias para pasarlo al ordenador, comprimiendo cada video a un tamaño, así que cada uno me ha quedado de su padre y su madre.

Para mi suerte, una compañera muy buena de mi trabajo me ha dicho que me podía ayudar ( le rogué un poquito, si es verdad, con carita de gato de Shrek), y ahora ella estará montando mi desastre, desde aquí  doy las gracias de nuevo a Rocío, te debo una.

Tenemos video!!
 Por culpa de la duración no he podido editarlo tal y como me gustaría. Veréis que también me presento, si ya sé después de cuatro años, pero es que tengo un proyecto entre manos.




La base de la coca, es una receta de torta de brioche de Xavier Barriga, que ha sacado de su libro, del que ya hablé en su momento. Es una receta muy sencilla con la que no necesitamos masas madres, y queda estupenda.

La crema pastelera es la receta que siempre utilizo y que podéis encontrar aquí. Recomiendo hacerla primero para que se pueda enfriar en la nevera. Si queréis, podéis hacerla la noche antes y dejarla reposando en la nevera.

Ingredientes para 2 cocas:

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 10 grs de sal
  • 100 grs de azúcar
  • 3 huevos L
  • 100 grs de mantequilla fria en dados
  • 120-130 ml de agua
  • 35 grs de levadura fresca
  • la ralladura de 1 limón y 1 naranja
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • piñones
  • 1 huevo para pintar
  • azúcar para espolvorear
  • azúcar perlado o cerezas confitadas (opcional)
Tenemos que elaborar una masa de brioche. Yo voy a utilizar mi amasadora, con el accesorio gancho.

Amasar todos los ingredientes excepto la mantequilla, y la levadura. Guardar un poco de agua para más adelante.

Cuando esté todo bien amasado, incorporamos la mantequilla poco a poco para que se vaya integrando en la masa. Si lo hacemos manualmente, al incorporar la mantequilla necesitaremos reposos de amasado intercalados con periodos de reposo de la masa, con el objetivo de que se relaje.

Cuando la masa esté casi lista y la mantequilla se haya incorporado y absorbido, añadimos la levadura fresca agregando un poco de agua a la masa para disolverla más rápidamente.

Seguimos amasando hasta que la levadura se haya disuelto del todo y la masa quede fina y elástica. Cuando el amasado se empiece a despegar de las paredes del vaso de la batidora, estará lista. Si lo hacemos con la mano, sabremos que está lista cuando no se pega ni en las manos ni en la mesa de trabajo.

Separamos la masa en dos porciones, formamos dos bolas y las tapamos con film transparente. Las colocamos en la nevera para que fermenten durante una media hora. Este reposo permitirá estirar la masa sin dificultad.

Con la ayuda de un rodillo, aplanamos  y estiramos las masas hasta obtener piezas ovaladas de 1 cm de grosor.

Como vamos a ponerle crema pastelera encima, con la ayuda del lateral de la mano y un poco de aceite en ella, hacemos un enrejado para colocar encima la crema. Con la ayuda de una manga pastelera, rellenamos ese enrejado. 

Batimos un huevo, y pintamos toda la masa por encima. Echamos los piñones, el azúcar y si tenemos azúcar perlado o cerezas confitadas los colocamos por encima, las cerezas mejor en el centro de los rombos.

Ponemos las cocas a fermentar en un lugar cerrado  y cálido, por ejemplo, dentro del horno sin encender, y las dejamos 1 hora aproximadamente,  o hasta que doblen su volumen.

Encendemos el horno a 190ºC. 

Cuando las cocas hayan fermentado, las metemos en el horno a media altura unos 17 minutos. Las sacamos y las dejamos enfriar completamente en las bandejas.




Si veis, en mi coca no hay cerezas, ya que no me gustan mucho, pero si a vosotros si, como he dicho antes, las ponéis en los centros de los rombos.
















5 feb. 2016

Gua Bao con panceta al estilo oriental.

Gua Bao con panceta al estilo oriental


El chef para el reto de "Cooking the chef" con el que comenzamos este año, es nada más y nada menos que, Joan Roca.



Joan Roca, regenta su propio restaurante, junto a sus dos hermanos, Josep y Jordi. El restaurante está especializado en la cocina catalana con técnicas vanguardistas. Para ello se compagina la investigación de técnicas modernas y aplicaciones novedosas con los platos tradicionales.

En el 2013 y 2015, su restaurante " El celler de Can Roca", es reconocido como el mejor restaurante del mundo por la revista británica "The Restaurant Magazine".

Voy a contar un pequeño secreto, este mes he hecho un poco de trampa. No es trampa del todo, ya que una parte de la receta si es de Joan Roca, pero me faltaba otra parte. Y esto es por que la receta de Joan Roca se trata del Gua Bao,  unos panecillos al vapor taiwaneses. Estos bollos van rellenos, y es aquí la parte que no es de Joan Roca. Tuve que buscar una receta que me atrajera lo suficiente como para incluirla en el reto.

Me encantan las recetas "Street food", esta es la tercera vez que hago una para el reto "Cooking the Chef", ver recetas aquí (papas rellenas con salsa criolla) y aquí (crab balls).

Esa gran herramienta llamada Youtube me enseñó un canal, donde hacen un relleno con panceta de cerdo al estilo oriental muy original. Tuve que descifrarla, y adivinar las cantidades, según lo que iba viendo en el video. He hecho unas pequeñas modificaciones, pero muy pequeñas. El resultado ha sido para chuparse los dedos. Si queréis ver el video es este.

Ingredientes relleno:

  • 500 grs de panceta de cerdo
  • 2 cdas de salsa de soja dulce
  • 1 rama de canela
  • 1 ajo
  • 1 estrella de anís
  • 3 clavos
  • 1 lata de cherry coke
  • sal
  • pimienta
Cortamos la panceta de cerdo en cuadrados no muy grandes. En una cacerola, echamos un poco de aceite vegetal, y salteamos el cerdo hasta que se quede de un color doradito. Añadimos la salsa de soja dulce, la rama de canela, los clavos, la estrella de anís, y el ajo. Salpimentamos. Echamos la lata de cherry coke y un poco de agua hasta cubrirlo todo. Tapamos la cacerola y dejamos guisando entre hora y media y 2 horas.



Ingredientes para panecillos:

  • 25 grs de agua
  • 6 grs de levadura fresca
  • 2 grs de levadura en polvo
  • 125 grs de harina
  • 10 grs de azúcar
  • 45 grs de leche
  • 1 gr de sal
Primeros mezclamos el agua tibia con la levadura fresca. En un bol echamos la harina con el azúcar y la sal. Hacemos un volcán dentro y echamos la levadura fresca desliada en el agua y el resto de ingredientes.

Amasamos bien durante un par de minutos, hacemos una bola con la masa y la tapamos con film transparente, haciendo unos pequeños agujeros para que la masa respire. Dejamos reposar 1 hora.

Dividimos la masa en 4 partes, y estiramos cada una hasta formar forma de lengua.



Doblamos la masa por la mitad, y colocamos un trozo de papel de horno en medio, para que no se peguen las dos mitades.

Colocamos en nuestra vaporear papel de horno, y los colocamos al vapor durante unos 5 minutos.

Ingredientes para el crujiente:

  • 60 grs de cacahuetes
  • 30 grs de cebolla frita deshidratada
  • 1 cdta de azúcar de palma
Echamos los ingredientes en una picador y picamos bien. Será la parte que nos de un contraste de sabor y textura.

Ingredientes para acompañar:

  • un trozo de cebolla morada
  • rúcula
  • salsa Hoissin

Cortamos la cebolla finamente.

Untamos los interiores de los panecillos con la salsa Hoissin.


Echamos la rúcula, la cebolla y la panceta de cerdo guisada. Espolvoreamos por encima el crujiente de cebolla y cacahuete.



Os va a sorprender muchísimo esta receta, es un sabor verdaderamente sorprendente, os transportará directamente a Taiwán.

6 ene. 2016

Mi primer Roscón de Reyes

Roscón de reyes


Llevaba ya un par de años con ganas de hacer un roscón de reyes, pero por unas cosas y otras, acababan las fiestas y al final nada, otro año que había pasado sin hacer el roscón.

Este año, cuando me planifiqué las recetas navideñas, lo primero que apunté fue el roscón. Me daba igual no hacer otras recetas, el roscón este año tenía prioridad.

Si soy sincera, me daba un poco de respeto hacerlo. Me daba miedo que quedara un churro, y perder el tiempo y la ilusión, pero fui valiente y compré todos los ingredientes y decoraciones para ponerme manos a la obra.

He cometido algunos pequeños errores (nada que no pueda solucionar el próximo año), y gracias a eso, os puedo dar unos consejos para que no os pase como a mi.

La receta es de Ibán Yarza, una receta muy sencilla y está muy bien explicada, hacerlo es más fácil de lo que pensaba. La saqué del libro "Pan Casero", del que hablé en un post.

Primero tenemos que hacer una madre de levadura, que recomiendo hacerla un día antes.

Ingredientes madre de levadura :

  • 90 grs de harina 
  • 50 grs de leche
  • levadura 2 grs si es fresca y 0,7grs si es seca
Aquí yo utilicé harina de fuerza, así que tuve que echar más líquido para que no quedara una madre muy seca. Pero si utilizamos harina normal no tendría que pasar, si pasase, añadimos un poco más de leche.

Disolvemos la levadura en la leche, incorporamos la harina y amasamos un par de minutos, hasta conseguir una bola de masa homogénea que no sea seca. La introducimos en la nevera en un bote hermético y la dejamos toda la noche.

También recomiendo hacer la leche infusionada la noche anterior.


Ingredientes leche aromatizada :

  • 120 grs de leche
  • corteza de naranja
  • una rama de canela
  • 2 cdas de agua de azahar
  • 2 o 3 cdas de ron
Hervimos la leche con la rama de canela y la corteza de naranja durante 5 minutos y dejarlo infusionar toda la noche.

Al hervir la leche, una parte se habrá evaporado. Justo antes de mezclar en la masa, retiramos la canela y la corteza de naranja, añadimos el ron y el agua de azahar y si aún nos falta algo de líquido para completar los 120 grs, añadimos agua, no más agua de azahar por que tendrá un sabor demasiado fuerte.

Al día siguiente, saca la madre de la nevera; estará esponjosa y aromática. Ahora la tenemos que mezclar con el resto de los siguientes ingredientes.

Ingredientes masa:

  • 340 grs de harina de fuerza
  • 2 huevos
  • 80 grs de azúcar
  • 15 grs de levadura fresca
  • 5 grs de sal
  • 60 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • ralladura de limón
En un bol ponemos ponemos el harina, cogemos la madre de levadura y se la agregamos a la harina a pellizcos. Echamos el azúcar, la sal, la levadura, la ralladura de limón y los huevos. Por último la leche aromatizada, pero no toda, ya que es mejor ir añadiendo si nos quedamos sin líquido, que no añadir harina. Queremos una masa que se adhiera un poco nada más mezclarla. Antes de amasarla, la podemos dejar 10 minutos y ya no se pegará tanto. Amasamos durante 5 minutos, plegando la masa sobre si misma y haciéndola rodar por la mesa. Ahora agregamos la mantequilla en dados, blanda pero no derretida. Mezclamos todo apretando y arrastrando la masa y la mantequilla entre los dedos hasta que se incorpore. La masa al principio estará bastante pegajosa, pero si seguimos amasando unos 10 minutos, volverá a ser una masa firme.

Dejamos fermentar la masa en un bol entre 1 hora y hora y media, hasta que doble el volumen.



Una vez fermentada, la pasamos a la mesa y la desgasamos apretándola con las manos. Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar tapada para que se relaje, unos 15 minutos antes de formarla. Si la intentásemos formar ahora se desgarraría.

Usamos un poco de harina para formar la masa sin que se pegue. Pinchamos con un par de dedos el centro de la bola de masa hasta tocar la mesa. Empezamos a ensanchar el agujero hasta que se pueda meter la otra mano. Ahora la estiramos suave y homogéneamente hasta que quede una rosca grande. Colocamos el roscón en una bandeja con un papel de horno. La podemos dejar reposar cinco minutos para poder hacer rectificaciones. Este es el momento de esconder el haba y la sorpresa en la base de la masa, apretando bien y sellando el agujero, cuando crezca con la fermentación no se verá.



Pincelamos la masa con huevo nada más formarla y dejamos que fermente una hora y media para que doble su volumen. La volvemos a pincelar con huevo y lo decoramos con fruta confitada, almendras, azúcar perlado, etc. Lo horneamos a 190º unos 20-25 minutos.



Lo podemos tomar así, o podemos rellenarlo con crema, con trufa o como en nuestro caso, nata montada. Le colocamos nuestra corona y la leyenda del rosco. ¡Vamos, que va a parecer salido de una pastelería!!!






28 ago. 2015

El libro del mes: (Agosto 2015). Tortas de cebada con alubias cebolletas y pimientos.



Dicen que somos lo que comemos, y ha decir verdad, es uno de los dichos que más razón tiene. Por que la comida a parte de aportarnos energía y el alimento necesario para vivir, nos aporta salud y estabilidad emocional.

Cada vez estoy más conciencia por el tipo de alimentación que debemos consumir, y es que aunque para mi es prácticamente imposible quitarme la carne, si que he hecho un poco de examen de conciencia y he decidido tomar más productos vegetales y biológicos.

Por eso os quería mostrar este libro que compré hace un par de meses y que al ojearlo en la librería me maravilló, por el diferente abanico de recetas, y sobretodo  la división que hacen entre cereales, legumbres, tofu y seitán, y semillas oleaginosas. Así que no te puedes quedar sin recursos para poder alimentarte de una manera vegetariana.

El libro se llama, " Escuela de Cocina Vegetariana" de Lena Tritto. Otras de las cosas que me llevó a comprarlo fueron las ilustraciones y el paso a paso de cada receta.

Escuela de cocina vegetaria, Lena Tritto.


La receta que os voy a presentar hoy consiste en unas tortas que se hacen con harina de farro integral. El farro pertenece a la familia del trigo. Es un cereal rústico y resistente al frio. Es el protagonista de algunos platos en forma de sopa, pero también resulta ideal en ensaladas y para preparar timbales y albóndigas. Es energético y un eficaz antioxidante. 

Como fui a varias tiendas y no encontré el farro. Decidí cambiarlo por cebada, y hacer las tortas con este otro cereal.

Ingredientes:

  • 300 grs de harina de cebada
  • 1 cebolleta
  • 300 grs de alubias pintas cocidas
  • 1 pimento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 diente de ajo
  • una cdta de bicarbonato
  • una pizca de guindilla
  • 1 cda de tomate concentrado
  • sal
  • 2 cdas aceite de oliva





Mezclar la harina de cebado o farro si se encuentra, con una pizca de sal y bicarbonato. Formar un volcán en la harina y vierta en el centro 2 cdas de aceite y 1/2 vaso de agua templada.

Amasar y añadir  más agua, si es necesario, hasta obtener una masa blanda y elástica. Cubrirla con un papel film y dejar que repose.

Mientras, limpiar los pimiento y cortarlos en tiras. Limpiar la cebolleta y cortarla también en tiras.

Dorar la verdura con 2cdas de aceite y el diente de ajo. Las salamos cuando se reblandezcan,

Añadir el concentrado de tomate diluid en un poco de agua caliente, tapar y cocer durante 10 minutos. Incorporar las alubias.

Agregar la guindilla y dejar aromatizar 5 minutos.

Estirar la masa con el rodillo sobre una superficie de trabajo enharinada hasta lograr un grosor de 2-3mm.

Calentar una sartén antiadherente y cocer la torta durante 3-4min por cada lado.

Rellenar las tortas con los pimientos y las alubias y sírvalas calientes.




Cuando doblemos las tortas se romperán, por que son crujientes no como fajitas, yo les puse un palillo para que se aguantarán mejor.







¡Ah si! también hice un sello casero con hojas para darle a las servilletas un toque más de color y natural.

21 jun. 2015

Pretzels

pretzels


Los Pretzels o Brezen son un tipo de galleta o bollo horneado y retorcido en forma de lazo, con un sabor ligeramente salado. Su origen se encuentra en Alemania, y es bastante popular en Alsacia, la Suiza alemana, América del Norte y Australia.

Su nombre proviene de la palabra alemana Brezel o Breze, derivada del latín bracellus, "brazo pequeño". Este nombre se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados.

Existen dos variedades: los pretzels de galleta, y los de pan blando. Los que os voy a mostrar hoy son del segundo tipo. Se les puede añadir diferentes ingredientes como ajo, especies, queso, etc.

En realidad, la elaboración de los pretzels es muy parecida a la de los bagels. Si queréis ver como se hacen los bagels aquí tenéis la receta.

Ingredientes (12 unidades):

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 1 pizca de azúcar
  • 7 grs de levadura seca
  • 1 cdta de sal
  • 20 grs de bicarbonato
  • 1 huevo
  • sal gruesa o semillas de sesamo o amapola.
Mezclamos en un cuenco la harina con el azúcar. Desliamos la levadura en 250 ml de agua tibia; lo vertemos sobre la harina y agregamos la sal. Amasamos la pasta con las espirales de la batidora o con las manos hasta obtener una bola.

Guardamos la bola tapada con un paño en un lugar templado, sin corrientes de aire. Dejamos reposar la pasta aproximadamente una hora, hasta que haya doblado su volumen.

Dividimos las bola en 12 partes (nos saldrán bolas de unos 60-65 grs), volvemos a amasarlas y las estiramos hasta obtener rollos de unos 40 cm de largo.



Ahora vamos a formar la forma del pretzel. Cogemos las puntas y las entrelazamos de la siguiente forma.





Cogemos la punta de la izquierda , la subimos y la pegamos en el lado derecho del circulo que queda arriba, el de la derecha lo mismo pero al revés.





Precalentamos el horno a 220ºC. Revestimos una bandeja de horno con papel vegetal.



Mezclamos 1 litro de agua con el bicarbonato y calentamos. Cuando la mezcla hierva, reducimos el fuego y sumergimos los pretzels, uno tras otro, durante 1 minuto en el baño de bicarbonato (mejor hacerlo con una espumadera para que no pierdan su forma).

Los dejamos escurrir en una placa uno al lado del otro. Los pintamos con huevo batimos y los espolvoreamos con sal gruesa o con semillas.



Cocer los pretzels en el centro del horno de 20 a 25 minutos. Están mejor recién sacados del horno. Si los comemos al día siguiente, recomiendo tostarlos en el horno o tostadora, parecerán recién hechos.




Están muy buenos acompañándolos con mostaza, así tendrá un toque más alemán.


5 may. 2015

Babà al Kirsch

babà al kirsch


Volvemos este mes de mayo con el nuevo reto de "Cooking the Chef". Este mes se complicó la cosa, pues Aisha y Abril nos propusieron como chef al gran Paul Bocuse.

Para el que aún no conozca a este gran maestro, Paul Bocuse fue el fundador de la Nouvelle Cuisine, allá por Francia en los años 50.

La Nouvelle Cuisine, se caracteriza porque emplea nuevas técnicas, no se cuecen los alimentos demasiado, se utilizan productos frescos y de calidad, no a los adobos y a las fermentaciones, no harinas ni roux en salsas, revisar las cocinas regionales, preservar ante todo el sabor de los productos y potenciar la cocina exterior.

Con tres estrellas michelin, el local L' Auberge Paul Bocuse, se caracteriza por ofrecer una combinación de cocina de mercado y dietética.

Si revisamos sus libros de cocina, podemos ver cientos y cientos  de recetas, muchas más que en el reto de Samantha.¡ Me volvía loca porque no sabía por donde empezar!  Salsas, masas, ensaldas, carnes, quesos, dulces, pescados... ¡Que locura!!

Al final, tiré por la vía rápida. Miré el menú de su restaurante de Lyon, y dije, voy a escoger una receta de estas y la voy a hacer a mi bola.

Llevaba varios retos haciendo cocina salada, y esta vez me apetecía hacer algo dulce ( aunque la mayoría de las recetas de mi blog son dulces). Miré los platos de sus postres, y fue el primero el que me llamó la atención, el Traditional Baba au rum.

Buscando la receta, vi que este postre admitía otros tipos de licores y que era típico hacerlo también con kirsch (aguardiente de cerezas). Y como me gusta aprovechar las cosas que tengo por casa, decidí utilizarlo.

El babà, es como un savarin,  un dulce típico de Nápoles y Francia. Es una especie de brioche más simple de elaborar, que una vez horneado se emborracha con un jarabe de ron, kirsch o limoncello. El babà tiene forma de tapón de champán, y el savarin se hace en forma de corona y se suele servir con nata en el centro.

Un ejemplo de savarin, es este de coco con piña tropical que hice hace un tiempo. Ahora ya os dejo con la receta para este nuevo reto.

Ingredientes para los babàs:

  • 125 grs de harina
  • 7 grs de levadura seca
  • 50 grs de árandanos secos
  • 30ml de kirsch
  • 2 huevos 
  • 60ml de leche templada
  • 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 30 grs de azúcar
  • 1 pizca de sal

Maceramos los arándanos con el kirsch, yo los dejé una media hora.

Desliamos la levadura en la la leche templada. En un bol, colocamos la harina y hacemos un hueco en el centro para añadir la leche con la levadura y  los huevos, batimos con energía hasta que esté todo bien incorporado.

Añadimos la mantequilla, el azúcar y la sal, y seguimos batiendo hasta que quede una masa lisa y brillante. A continuación echamos los arándanos macerados con el kirsch y seguimos batiendo, tiene que quedar una masa con la de un bizcocho antes de hornear.

Tapamos el bol con un paño y dejamos fermentar entre una hora y hora y media, en un lugar cálido. Mientras precalentamos el horno a 200º C y engrasamos unos cuatro moldes metálicos como los de las flaneras. 

Una vez haya pasado el tiempo, llenamos las flaneras sin que llegue al borde, debemos dejar 1 cm de margen por lo menos.

Los horneamos entre 20 -25 minutos, pinchamos con un palillo para ver si se han hecho del todo.

Mis moldes eran un poco grandes, así que dejé un poco más de 1 cm para que me salieran 4 babàs.


Mientras horneamos, podemos hacer el almíbar.

Ingredientes para el almíbar:

  • 125 grs de azúcar
  • 100 ml de kirsch
Ponemos en un cazo el azúcar y el kirsch a fuego muy lento, y vamos removiendo hasta que el azúcar se deshaga por completo, retiramos del fuego.

Cuando saquemos los babàs, los dejaremos en los moldes durante unos 5 minutos, luego los desmoldamos y los pinchamos con un palillo. Los bañamos en el almíbar mientras aún estén calientes. Y ya podemos servir.




Los mios más bien parecen muffins, jejeje, pero es por el tipo de moldes que tenía.







En los restaurantes los suelen servir en una copa con su propio almíbar o abiertos con nata montada y fruta fresca.  Esta es mi propuesta.


9 sept. 2014

Curso de pan en Escola de Cuinetes

Hace unas semanas realicé mi primera aventura en la elaboración del pan en un curso de Escola de Cuinetas con Carmeta Comas.

Este es mi segundo curso que realizo aquí, el primero fue uno de masas dulces donde realizamos croissants, cronuts y bagels, y me encantó. En aquel curso todo el mundo hablaba de la elaboración del pan, así que me entró el gusanillo y decidí que a la próxima me apuntaba yo.

Esta vez realizamos una focaccia de olivas negras, brioche, pan de molde, molletes y panecillos de semillas. Además nos dio una pequeña muestra de masa madre, para que nosotros podamos realizar nuestros panes en casa.

Carmeta, nos explicó muy bien todo el tema de la elaboración de la masa madre y las diferentes masas fermentadas que existen y sus usos. A mi me parecía todo esto muy complicado, lo de refrescar la masa, que tipo de harina echar, la cantidad, etc, pero en realidad, es más fácil de lo que parece.

Nos dividimos en grupos de dos, y cada grupo hizo una receta, la mía, el pan de molde. Por la falta de tiempo, realizamos unos bollitos, ya que esta masa necesita entre 1-3 horas de fermentación para que suba bien, al igual que el resto de las masas.

Escola de Cuinetes

Aquí empezamos mezclando y pesando los ingredientes.







Manera de amasar, cortar y colocar los molletes, listos para hornear. Mmm, como me gustan los molletes.




 La masa de brioche, que contenía canela. Arriba decorada con azúcar perlada.




Myself boleando la masa de pan de molde.




 Aquí la masa de focaccia amasada justo antes de hornear.






Todos los panecillos listos y nuestra masa madre para seguir practicando en casa.




Y la foto en grupo, yo es que no sé poner una cara normal, es lo que tengo cuando me hacen una foto.
Os animo a todos a hacer pan casero, no es tan difícil, ni necesitáis pacificadora, ni electrodomésticos o utensilios especiales.
Diseñado por El Perro de Papel