Mostrando entradas con la etiqueta cocina alemana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cocina alemana. Mostrar todas las entradas

12 feb. 2016

Panecillos de mostaza para hot dogs

hot dog bread


En septiembre me apunté a un gimnasio. Quería quitarme unos kilitos de más, y controlar la ansiedad que me entra por no poder comer tooodo lo que apetecería comerme.

Todo y eso, a veces hago un poco de trampa, y aunque sea una vez por semana me permito algún capricho que otro. Esta semana me apetecía hot dogs, y como hacía mucho tiempo que no preparaba pan, se me ocurrió hacer uno especial con un sabor perfecto para acompañarlos. De aquí salió la idea de los panecillos de mostaza.

Esta receta es una variante de los panes de kétchup del libro de "Panes creativos" de Daniel Jordà, del que ya hicimos referencia en un post con la receta de panes de curry.

Ingredientes:

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 50 grs de azúcar
  • 2 huevos L
  • 10 grs de sal
  • 60 grs de mostaza de Dijon
  • 120 grs de mantequilla
  • 14 grs de levadura seca o 42 grs de levadura fresca
  • 1 cdta de cúrcuma
  • 1 cdta de comino
  • Sésamo negro (o el normal)
  • Agua

Amasamos todos los ingredientes, dejando la mantequilla para al final y dejamos 1 hora que repose la masa.



Hacemos unas bolas de unos 150 grs, y después las alargamos como si fuera un cilindro. Colocamos las masas en una bandeja y dejamos que vuelvan a reposar una media hora o 30 minutos.

Mientras, preparamos un engrudo. El engrudo sirve para que las semillas de sésamo se peguen mejor a la masa. Para hacer el engrudo sólo necesitamos:
  • medio vaso de agua
  • media cda de harina
  • gotas de aceite
Ponemos en un cazo el medio vaso de agua y añadimos el harina. Removemos sin parar y dejamos que hierva 2 o 3 minutos. Sacamos del fuego y echamos las gotas de aceite. Dejamos que se enfríe por completo.

Cuando tenemos todo listo, pintamos los panecillos y echamos encima el sésamo negro. He escogido esta semilla por el contraste de color que da, aunque podemos echar sésamo normal o semillas de amapola.



Hornear a 205ºC durante unos 15 minutos.

Se conservan muy bien en lata durante un par de días, aunque yo siempre suelo congelarlos en bolsa para tenerlos cuando me apetezcan.





21 jun. 2015

Pretzels

pretzels


Los Pretzels o Brezen son un tipo de galleta o bollo horneado y retorcido en forma de lazo, con un sabor ligeramente salado. Su origen se encuentra en Alemania, y es bastante popular en Alsacia, la Suiza alemana, América del Norte y Australia.

Su nombre proviene de la palabra alemana Brezel o Breze, derivada del latín bracellus, "brazo pequeño". Este nombre se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados.

Existen dos variedades: los pretzels de galleta, y los de pan blando. Los que os voy a mostrar hoy son del segundo tipo. Se les puede añadir diferentes ingredientes como ajo, especies, queso, etc.

En realidad, la elaboración de los pretzels es muy parecida a la de los bagels. Si queréis ver como se hacen los bagels aquí tenéis la receta.

Ingredientes (12 unidades):

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 1 pizca de azúcar
  • 7 grs de levadura seca
  • 1 cdta de sal
  • 20 grs de bicarbonato
  • 1 huevo
  • sal gruesa o semillas de sesamo o amapola.
Mezclamos en un cuenco la harina con el azúcar. Desliamos la levadura en 250 ml de agua tibia; lo vertemos sobre la harina y agregamos la sal. Amasamos la pasta con las espirales de la batidora o con las manos hasta obtener una bola.

Guardamos la bola tapada con un paño en un lugar templado, sin corrientes de aire. Dejamos reposar la pasta aproximadamente una hora, hasta que haya doblado su volumen.

Dividimos las bola en 12 partes (nos saldrán bolas de unos 60-65 grs), volvemos a amasarlas y las estiramos hasta obtener rollos de unos 40 cm de largo.



Ahora vamos a formar la forma del pretzel. Cogemos las puntas y las entrelazamos de la siguiente forma.





Cogemos la punta de la izquierda , la subimos y la pegamos en el lado derecho del circulo que queda arriba, el de la derecha lo mismo pero al revés.





Precalentamos el horno a 220ºC. Revestimos una bandeja de horno con papel vegetal.



Mezclamos 1 litro de agua con el bicarbonato y calentamos. Cuando la mezcla hierva, reducimos el fuego y sumergimos los pretzels, uno tras otro, durante 1 minuto en el baño de bicarbonato (mejor hacerlo con una espumadera para que no pierdan su forma).

Los dejamos escurrir en una placa uno al lado del otro. Los pintamos con huevo batimos y los espolvoreamos con sal gruesa o con semillas.



Cocer los pretzels en el centro del horno de 20 a 25 minutos. Están mejor recién sacados del horno. Si los comemos al día siguiente, recomiendo tostarlos en el horno o tostadora, parecerán recién hechos.




Están muy buenos acompañándolos con mostaza, así tendrá un toque más alemán.


Diseñado por El Perro de Papel