Mostrando entradas con la etiqueta cafetería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cafetería. Mostrar todas las entradas

29 feb. 2016

Madeleines con mermelada de naranja

Madeleines


Hace ya más de tres años que tengo el blog. A veces, se me hace difícil pensar en las recetas que voy a hacer cada mes, y eso que tengo una lista de recetas pendientes.

¿Sabéis cuando se os mete una receta en la cabeza, pero no la haces por falta de moldes e ingredientes? Pues eso me pasaba a mi con las "madeleines". Básicamente aquí el problema era el molde. Tengo tantos moldes y tan poco espacio, que me da un poco de palo comprarme otro para utilizarlo poco, supongo que a vosotros os pasa lo mismo.

Pero creo que merecía la pena comprarlo, y me comprometo a usarlo muchas más veces, sobretodo por el resultado tan delicioso de esta receta.

Además, aproveché para utilizar una mermelada que compré en Estocolmo, ideal para esta receta. Si queréis ver mi viaje a Estocolmo pinchad aquí. La mermelada la compré en Rosendals Trädgard, es ecológica, como todos los productos que venden allí. La gracia fue que como no sé sueco, yo leí: "apelsin" y creía que era manzana, jajaja. Cuando la abro, resulta que lleva trozos de naranja confitada, y digo... ¿eh?. Cogí el bote, y me puse a traducir, y resulta que "apelsin" es ¡naranja!. Suerte que me ha ido de coña para estas madeleines, porque además de naranja, lleva pistachos, y vino blanco.





Ingredientes:

  • 115 grs de mantequilla
  • 15 grs de azúcar moreno
  • 15 grs de miel
  • 100 grs de azúcar
  • 1/2 cdta de sal
  • 120 grs de harina tamizada
  • 1/2 cdta de levadura en polvo
  • 3 huevos L
  • ralladura de medio limón
  • 1/4 cdta de agua de azahar
  • mermelada de naranja
  • azúcar glacé para espolvorear

El día anterior preparamos la masa.

Derretimos la mantequilla, el azúcar moreno y la miel en un cazo a fuego medio. Removemos hasta que todo esté bien deshecho. Sacamos del fuego.

En un bol, ponemos el harina junto el azúcar, la sal y la levadura en polvo. Vamos incorporando uno a uno los huevos, hasta que esté todo bien mezclado. Echamos la mezcla de mantequilla y azúcar, y por último, la ralladura del limón y el agua de azahar. La masa nos quedará con una textura muy suave, como si fuese una crema. Cogemos la masa,  la tapamos con un film transparente y la dejamos en la nevera toda la noche, eso nos ayudará a que la masa tenga consistencia a la hora de rellenar los moldes.

El día de horneado.

Ponemos el horno a 190ºC.

Cogemos el molde y echamos spray antiadherente en los huecos. Sacamos la masa de la nevera, y la introducimos en una manga pastelera para poder distribuir bien la masa en los huecos. Vamos distribuyendo la masa con cuidado que no sobresalga de los huecos y que no llegue arriba del todo, pensad que tenemos que añadirle la mermelada.

Con una cucharadita, echamos un poco de mermelada en cada centro de las "madeleines".



Ponemos el molde en el horno durante unos 12-14 minutos, hasta que veamos que se doran un poco. Sacamos el molde, y dejamos enfriar del todo. Si queremos, podemos espolvorear las "madeleines" con azúcar glacé por encima.






Antes he dicho que no tenía molde para "madeleines", pero no era del todo cierto. mi hermana me dio una vez un molde de mini " madeleines" y como me sobró masa, las hice en versión mini, estas las tenemos que hornear unos 6 minutos ¡quedan tan graciosas!...



18 feb. 2016

Red Tea & Cinnamon Bundt Cake- #BundtBakers

Red tea & cinnamon bundt cake


Hola de nuevo, otro mes más venimos con el reto #Bundtbakers. El tema de este mes es la canela. Se puede decir que es un reto bastante fácil, ya que la canela se usa en un montón de postres y además es deliciosa.

Da la casualidad de que este mes, hice una compra en la página web japonshop.com . La mayoría de de cosas que compré fueron tés. Entre uno de ellos, un té rojo con café verde, pimienta rosa y canela. Así que me pareció perfecto para introducirlo en mi bundt del mes.




Además quise enfatizar ese sabor de canela, con un relleno de azúcar moreno, nueces y la propia canela. Un resultado bastante oriental.

Hi everyone , we are here again with the #Bundtbakers challenge. The theme of this month is  cinnamon. It could be said it is a easy challenge, because  cinnamon is used to make so many sweets, and besides is delicious.

It happens that this month, I made a purchase in the web side japonshop.com. Most of the things that I bought were teas. Among of them, a red tea with green coffee, pink pepper and cinnamon. So I thought it was perfect for my bundt.

Besides I wanted to bring out the cinnamon taste, with a brown sugar, walnuts and the itself cinnamon filling.

Thanks to Sew you think you can cook , she has been the hotess this month. If you are food blogger and you would like to join us, you can send a e-mail with  your blog URL to foodlustpeoplelove@gmail.com.



Check out what the rest had bake this month, and enjoy!



#BundtBakers is a group of Bundt loving bakers who get together once a month to bake Bundts with a common ingredient or theme. You can see all our of lovely Bundts by following our Pinterest board. We take turns hosting each month and choosing the theme/ingredient.




Updated links for all of our past events and more information about BundtBakers, can be found on our home page.

Ingredientes bundt:

  • 350 grs de harina
  • 2 cdtas de levadura
  • 1 cdta de sal
  • 250 grs de mantequilla
  • 150 grs de azúcar blanco
  • 150 grs de azúcar moreno
  • 3 huevos grandes
  • 200 ml de leche
  • 2 cdas de té rojo con canela


Ingredientes relleno:

  • 100 grs de azúcar moreno
  • 100 grs de nueces troceadas
  • 2 cdtas de canela

Lo que primero vamos a hacer es infusionar el té rojo con la leche, con el mismo procedimiento con el que hacemos un té normal pero en vez de usar agua, usamos leche. Dejamos en friar.

Calentamos el horno a 180ºC.  Engrasamos un molde de Bundt, mejor con un spray antiadherente.

En un bol, tamizamos el harina, la levadura y la sal.

Batimos la mantequilla y el azúcar y vamos añadiendo poco a poco los huevos.Añadimos por tandas el harina y la leche infusionada con el té.  Seguimos batiendo hasta que todo esté bien incorporado.

Preparamos el relleno. Sólo tenemos que mezclar los tres ingredientes.

En nuestro molde, echamos un poco del relleno en la base, añadimos la mitad de la masa del bundt y echamos el resto del relleno, así quedará en el medio. Encima echamos el resto de la masa.



Horneamos entre 50-55 minutos o hasta que al meter un palillo de madera este salga limpio. Dejamos que se enfríe en el molde y luego desmoldamos obre una rejilla de metal.

Decoramos por encima con azúcar glasé.




Ingredients for the bundt:

  • 350 g flour
  • 2 teaspoon baking powder
  • 1/2 teaspoon salt
  • 250 g butter
  • 150 g sugar
  • 150 g brown sugar
  • 3 large eggs
  • 200 ml milk
  • 2 tablespoon red tea with cinnamon

Ingredients for the filling:

  • 100 g brown sugar
  • 100 g walnuts
  • 2 teaspoon cinnamon

The first we gonna do is infusion the red tea with the milk. We do it as same that a regular tea, but instead of use water, we use milk, and then let it cool.

Preheat the oven to 180º C / 350º F / gas 4. Grease our bundt pan, better with a non-stick spray.

In a bowl, stire the flour, salt and the baking powder. Reserve.



Cream the butter with the sugar and the eggs, until all is mixed. Toss the flour and the infusion milk by turns. Continue mixing.

Let´s do it the filling. Whe only need to mix the 3 ingredients.

In our pan, toss a little bit of the filling in the bottom, add half of the batter, toss again the rest of the filling, and finish with the other half of the batter.


Oven for about 50-55 minutes or until a skewer inserted into the center of the bundt comes out clean. Let cool in the pan and then turn out on a wire rack.

We use icing sugar to decorate the top of the bundt.






12 feb. 2016

Panecillos de mostaza para hot dogs

hot dog bread


En septiembre me apunté a un gimnasio. Quería quitarme unos kilitos de más, y controlar la ansiedad que me entra por no poder comer tooodo lo que apetecería comerme.

Todo y eso, a veces hago un poco de trampa, y aunque sea una vez por semana me permito algún capricho que otro. Esta semana me apetecía hot dogs, y como hacía mucho tiempo que no preparaba pan, se me ocurrió hacer uno especial con un sabor perfecto para acompañarlos. De aquí salió la idea de los panecillos de mostaza.

Esta receta es una variante de los panes de kétchup del libro de "Panes creativos" de Daniel Jordà, del que ya hicimos referencia en un post con la receta de panes de curry.

Ingredientes:

  • 500 grs de harina de fuerza
  • 50 grs de azúcar
  • 2 huevos L
  • 10 grs de sal
  • 60 grs de mostaza de Dijon
  • 120 grs de mantequilla
  • 14 grs de levadura seca o 42 grs de levadura fresca
  • 1 cdta de cúrcuma
  • 1 cdta de comino
  • Sésamo negro (o el normal)
  • Agua

Amasamos todos los ingredientes, dejando la mantequilla para al final y dejamos 1 hora que repose la masa.



Hacemos unas bolas de unos 150 grs, y después las alargamos como si fuera un cilindro. Colocamos las masas en una bandeja y dejamos que vuelvan a reposar una media hora o 30 minutos.

Mientras, preparamos un engrudo. El engrudo sirve para que las semillas de sésamo se peguen mejor a la masa. Para hacer el engrudo sólo necesitamos:
  • medio vaso de agua
  • media cda de harina
  • gotas de aceite
Ponemos en un cazo el medio vaso de agua y añadimos el harina. Removemos sin parar y dejamos que hierva 2 o 3 minutos. Sacamos del fuego y echamos las gotas de aceite. Dejamos que se enfríe por completo.

Cuando tenemos todo listo, pintamos los panecillos y echamos encima el sésamo negro. He escogido esta semilla por el contraste de color que da, aunque podemos echar sésamo normal o semillas de amapola.



Hornear a 205ºC durante unos 15 minutos.

Se conservan muy bien en lata durante un par de días, aunque yo siempre suelo congelarlos en bolsa para tenerlos cuando me apetezcan.





17 sept. 2014

Pintxos y demás por la Costa Vasca

Se acabaron mis vacaciones, hoy tengo que volver a la rutina diaria, el trabajo, la casa, etc.  Por suerte tengo mi blog, con el que me puedo perder unas horitas a la semana y disfrutar compartiendo nuevas recetas o lugares interesantes donde he estado. Y de eso va este post. Hoy hablaré de los lugares gastronómicos que he podido visitar en mis vacaciones por la Costa Vasca.

Antes de todo, decir, que me encanta el país vasco, sobretodo San Sebastián del que quedé enamorada. Ya había estado hace más de 10 años, pero apenas recordaba nada y además, iba un poco desubicada, vamos, que no me preparé bien el viaje. Como este año no quería que pasara lo mismo, me informé bien de los sitios que debía visitar antes de partir. Aquí os dejo una lista de todos ellos.


SAN SEBASTIÁN

Empecemos por San Sebastián. Llamada Donostia en euskera, la ciudad es la capital de provincia de Guipúzcoa, en la comunidad autónoma del Pais Vasco. Paisaje dominado por la bahía de La Concha, y su arquitectura de mediados del S XIX, donde fue destino estival para la reina María Cristina y la burguesía de aquella época.

San Sebastián


GROS

Situado en la parte oriental de la ciudad, en los últimos años se ha convertido en un importante barrio comercial, sobretodo comercios deportivos dedicados al surf y la bici. Encontramos la playa de Zurriola, concurrida por surfistas y el famoso Kursaal, donde se celebra el festival de cine.

La Guinda  c/ Zabaleta 55



No podemos decir que empezamos con lo más típico del Pais Vasco, ya que La Guinda podría estar situada en el barrio más de moda de Paris, como Londres o Barcelona. Con su concepto " deli & coffee" y una decoración muy chic, podemos tomar un brunch, como ir a merendar, como probar su menú diario, o su carta donde se pueden encontrar ensaladas, su famosa hamburguesa y un montón de repostería anglosajona. Nosotros tiramos esta vez por su menú diario, ya que tenía muy buena pinta.  Incluía de primero, berenjena rellena con verduritas y salsa de yoghurt, de segundo manchones de pato con salsa de cítricos y milhojas de manzana y vegetales y de postre, mousse de maracuyá con brunoise de frutas frescas, todo por un módico precio de 13 euros, que no está nada mal.


Pintxo de tortilla cortesía de la casa y el manchón de pato.




Bodega Donostiarra c/Peña y Goñi 13


Seguimos en el barrio de Gros, y ahora con algo más de la zona, el bar Bodega Donostiarra, un clásico de la hostelería Dosnostiarra. Preparan los pintxos a la vista del comensal, pero también disponen de una carta para comidas y cenas con medias raciones o enteras, bocadillos, ensaladas o brasas. Nosotros llegamos a las 12 del mediodía, y ya habían muchas mesas reservadas, así que si queréis comer aquí recomiendo reservar con anterioridad, aunque nosotros tuvimos suerte en coger una mesa.

Escogimos de la carta una media ración de pulpo a la vinagreta y callos y morro de ternera combinado con una sidra, todo a muy buen precio.




Parte Vieja

Y nos vamos a la Parte Vieja, más conocida por el barrio de los pintxos. Quien vaya a San Sebastián no puede irse sin visitar esta zona y probar los pintxos más característicos de sus calles. Empezamos por la calle Pescadería donde podemos encontrar varios de ellos. No pudimos probar todos los que nos hubiese gustado, ya que muchos de ellos estaban reventados de gente.

Bar Txepetxa  c/Pescadería 5



Famoso por sus pintxos de anchoas, con una gran variedad de formas de prepararlas. Podemos encontrar anchoas con huevas erizo de mar, con coco o crema de centolla entre otros, pero también numerosos pintxos de otras clases como el que yo me comí de crema de calabaza con tempura de langostinos. Txepetxa, es uno de los bares de pintxos con más premios otorgados y además sus paredes están llenas de fotografías de menciones y famosos, actores, cocineros, y demás que han ido a visitar el local, como por ejemplo Glenn Close o Ian McKellen el famoso Gandalf y Magneto.


Pintxo de antxoa con huevas de erizo and myself


 Bar Zeruko c/ Pescadería 10


Tenía que ir al bar Zeruko, ya que había leído sobre la originalidad de sus pintxos y no me defraudó para nada. Aquí hay que pedir los pintxos de la pizarra, esos son los que molan. Mi recomendación es el el bacalao (la hoguera).Con este pintxo, Joxean Calvo ganó un premio al Mejor Pintxo elaborado con bacalao.  Se sirve en una mini brasa donde tu lo tienes que pasar un par de veces y comer sobre una tosta , al final te tomas un chupito de ensalada licuada.



Mi sorpresa también se fue con un pintxo dulce llamado "Bob limón" . Se trata de un trampantojo de huevo frito, que ganó el primer premio en el Campeonato de pintxos de Guipúzcoa en el año 2010.

Es una simulación de huevo frito con bizcocho aireado de limón, chistorra de frambuesa , la yema del huevo es una esferificación de crema de maracuyá y la clara una crema de limón.




A fuego negro c/ 31 de agosto, 31



Continuamos en la Parte Vieja. Leí que en A fuego negro tenía un pinto hamburguesa de kobe con pan de ketchup que no me podía perder, así que hasta allí fuimos para probarla. El local es oscuro, parece más bien un bar de copas. Tiene numerosos pintxos originales, como el mencionado anteriormente,  el taco de txitxarro con refrito o pintxos dulces. Dispone también de mesas para poder comer a la carta.



La hamburguesita de kobe acompañada con chips de plátano y el txitxarro.



Kenji sushi bar c/ Enbeltran 16


Como ya sabéis como buena amante del sushi, no podía irme de la Parte Vieja sin visitar el bar de  japonés de la zona. Kenji es como una pequeña taberna nipona con una estrecha barra en el interior y una pequeña en el exterior. Podemos comer todo tipo de sushi, además de gyozas, sopa de miso y muchos otros platos típicos de la cocina japonesa. Además Kenji, también se encuentra en el mercado de San Martín "Kenko sushi" por si queremos degustar sus platos en casa.

 Taak de atún y tobikko (huevas de pez)



Clásico roll de anguila

Pastelería Otaegui C/Narrika, 15


Casa Otaegui, se encuentra en varios emplazamientos de Donostia, pero la más tradicional es la de la calle Narrika. Se queréis probar o regalar la típica repostería vasca tenéis que venir aquí. Pastel vasco,  rellenos de vergara, chocolates...


Centro

Rojo y Negro c/ San Marcial 52

Si estamos por el Centro, y nos apetece unos buenos pintxos tradicionales, nada mejor que el bar Rojo y Negro. Con una amplia variedad en la barra, recomiendo pedir el pintxo del día y el más famoso, el capricho de Txangurro.


Pintxo del día, tomate relleno de bonito


Capricho de Txangurro



Amara Viejo

Parte del barrio de Amara (Amara nuevo, Amara viejo, Amara- Osinaga y Riberas de Loyola)

Sweet Roma, Sanchez Toca 3




Si tenemos mono de pastelitos y cupcakes anglosajones, podemos ir a Sweet Roma, además, podemos tomas smoothies, frappés, tes o encargar una tarta. Además, me acabo de enterar de que Roma es una bulldog inglés, muy mona que se parece mucho a mi Jean Paul.


El cupcake de oreo que me zampé

GUETARIA

Pueblo costero, conocido por ser el pueblo natal de Juan Sebastián Elcano, el primer hombre que dio la vuelta al mundo. Son famosos sus restaurantes que preparan pescado a la parrilla y el vino blanco con denominación de origen, llamado txacolí de Getaria. Además, para las que nos gusta la moda o nos dedicamos a ella, no podemos irnos de Guetaria sin visitar el museo de Cristobal Balenciaga, con una amplia colección del modisto vasco. Como dijo Myrtle Snow en el último capítulo de Coven (AHS) antes de ser quemada en la hoguera: Balenciagaaaaaaaaaaaaaa!!




Museo Balenciaga, interior



Fotografia sacada de la web neo2

Kaia-Kaipe  c/ General Arnao, 4 

Pues eso, no nos podemos ir de Guetaria sin comer un buen pescado o marisco freno a la brasa. Nosotros elegimos Kaia-Kaipe por la oferta que tenía y la diversidad, la verdad, es que me apetecía mucho comer el Cabracho. Un ambiente marinero, con estupendas vistas al puerto, perfecto para degustar un buen pescado.

Ademas de la carta, nos hicieron unas recomendaciones muy apetitosas dignas de tener en cuenta. Jose, se pidió una sopa de mariscos y pescao, que según él ha sido la mejor sopa que ha probado nunca, de hecho, no paraba de rememorarla en toda las vacaciones. Yo me pedí mi ansiado cabracho y de postre unas torrijas con helado de café. Las torrijas estaban muy melosas y con un sabor delicioso.


La inolvidable sopa de pescado y marisco



El antojo de cabracho



Torrijas buenísimas



ZARAUZ

Villa turística situada en el centro de la costa de la provincia. Limita al oeste con Guetaria, la playa de Zarauz  es la más extensa del País Vasco y uno de las más largas del Cantábrico, por eso es denominada " la Reina de las Playas".  Hasta el S. XVI, los habitantes se dedicaban a la pesca, sobretodo a la ballena, pero luego desaparecieron y tuvieron que dedicarse a la industria téxtil, a la fabricación de barcos y muebles o a la agricultura.

Paseando por el malecón de Zarauz, vemos que al igual que en la playa de Zurriola de San Sebastián, esta playa es famosa por los surfistas, y está llena de tiendas y escuelas de dedicadas a este deporte.
Me encantan los toldos, donde los bañistas pueden cambiarse, me recuerdan a las playas de principios de S.XIX.


Café- bar Oneka & Ogi Berri, Plaza de los Fueros


Por Zarauz estuvimos tan sólo una tarde, ¿y que se puede hacer por la tarde? merendar. Así que busqué una buena pastelería donde pudiera encontrar dulces típicos vascos y encontré el recién inaugurado café-bar Oneka & Ogi Berri. Aquí además de encontrar repostería de todo tipo, tienen enoteca con muchas clases de vinos, carta de tes, y raciones para comer o cenar.



Pasteles vascos, rellenos de vergara, entre otros dulces.



Mi bizcochito de vergara, relleno de crema tostada y azúcar por encima, mmm delicioso.



Já (Joseba Arguiñano) Zarautz, Bread, chocolate and more , c/ Nagusia 19


Habéis leido bien, Joseba Arguiñano. El hijo panarra del mediático cocinero abrió este año su propio negocio en Zarauz. Se trata de un local no muy grande, pero muy bonito, de esos con el estilo que a mi me gusta.  Aquí podremos encontrar de ese pan que decimos, este es pan del bueno, además de una amplia oferta de repostería como croissants, pan au chocolat, aceite de la marca de su padre Karlos Arguiñano, mermeladas, etc. Tiene al fondo un pequeño espacio para tomar un café tranquilamente y una mesita muy cuca si preferimos tomar algo en la calle.




Y hasta aquí nuestra aventura vasca. Espero que podamos volver pronto y repetir la experiencia. Y que decir, que no os podéis perder esta escapada.

Agur Guipuzkoa, galdu dut !!
Diseñado por El Perro de Papel