Mostrando entradas con la etiqueta desayuno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desayuno. Mostrar todas las entradas

29 ago. 2016

Mermelada de Ruibarbo & Jengibre




Cuando viajo fuera, por los países del norte, siempre voy por las fruterías por si tienen ruibarbo. El año pasado, cuando estuvimos en Estocolmo, pude traerme a casa un manojo y lo congelé para cuando se me ocurriera una receta. Al final hice este "Pastel de ruibarbo y polenta".

Cuando me preguntan a que sabe el ruibarbo, no sé como definirlo, es como un vegetal, que se usa para hacer dulces, con un toque ácido, parecido a arándano rojo, pero no tan ácido, con unas notas de sabor vegetal al final. ¡Toma ya!

Hace unos años compré una mermelada de ruibarbo y jengibre en Londres, y pensé que podía hacer mi propia versión. Sabe diferente, la mía es más ácida y es por que no dejé el Ruibarbo macerando un par de horas con azúcar, esto ayuda a quitar su acidez.

ruibarbo


Antes de nada, tendremos que tener unos cuantos botes de cristal con tapa y esterilizarlos con agua hirviendo unos minutos. Luego los sacamos y los dejamos boca abajo en un paño de cocina, hasta que se enfríen. 

Ingredientes 3 o 4 botes:

  • 650 grs de ruibarbo
  • 600 grs de azúcar
  • el jugo de 1 limón
  • 30 grs de jengibre rallado
  • 625ml de agua
Pelamos y limpiamos bien el ruibarbo. Lo cortamos en trozos de unos 2 cms y si queremos quitarle la acidez los dejamos macerando con el azúcar un par de horas.

Ponemos en una olla el agua a hervir, junto el ruibarbo macerado y lo dejamos hervir unos 30 minutos.

A continuación echamos el zumo de limón y el jengibre rallado y dejamos hirviendo unos 10 minutos más, moviéndolo continuamente para que no se pegue.

Llenamos nuestros botes esterilizados y los dejamos sin tapar hasta que se enfríen.

La mermelada que no vayamos a consumir, la podemos conservar meses. Para ello, volvemos a tapar los botes y los colocamos al baño María que tape todo el bote y dejamos hirviendo 20-30 minutos para que se haga el vacío. 


conservar mermeladas



5 ago. 2015

Bollitos suecos sexis

Bollitos suecos sexis


Durante los meses de julio y agosto el reto " Cooking the Chef" está de " vacaciones". Así lo decidimos la mayoría de los participantes del reto. Sin embargo, Abril y Aisha nos dieron la opción, a quien quisiera,  de participar y repetir algunos de los chefs de los meses pasados. Yo en principio, pensaba tomarme esos meses de vacaciones, pero al mismo tiempo deseaba volver a repetir uno de mis cocineros preferidos, Jamie Oliver. Ver aquí mi participación del mes de junio.


Hay tantas recetas de Jamie que me gustaría cocinar, que no sabía por donde empezar. Así que se me ocurrió la idea de escoger una de las recetas que hizo en su viaje a Estocolmo, y así  a la misma vez conmemorar nuestro último viaje.

La última vez hicimos un plato salado, y esta vez me he decidido por algo dulce. En el video, Jamie hace unos bollitos suecos especiados, que a decir verdad, mientras los está haciendo no tiene la cosa muy buena pinta, pero recién horneados se ven deliciosos. Me imaginaba yo en Djusgärden, sentada en el césped comiendo uno de estos espectaculares bollitos.

Los arándanos que recolecta Jamie Oliver son silvestres, y cuando los espachurras sueltan un líquido morado. Los que venden aquí son los típicos arándanos gorditos que al estrujarlos no sueltan casi color, pero al hornearlos el resultado es muy bueno igual.

Ingredientes para la masa:

  • 7 grs de levadura seca.
  • 375 ml de leche entera templada.
  • semillas de unos 20 cardamomos.
  • 2 huevos.
  • 1 pizca de sal.
  • 200 grs de azúcar.
  • 50 grs de mantequilla fundida.
  • 800 grs de harina, y un poco más para espolvorear.
  • 15 grs de mantequilla.
  • 75 grs de azúcar moreno.

Ingredientes para el relleno:

  • 400 grs de arándanos
  • 75 grs de azúcar
  • 1 naranja

Mezclar la levadura con la leche templada, y dejarla reposar unos 4 minutos. 

Machacamos con el mortero las semillas de cardamomo para que nos quede un polvo más fino. En un bol, batimos los huevos con una pizca de sal. Añadimos las semillas de cardamomo, el azúcar, la mantequilla y 500 grs de harina. Batimos todo hasta que tenga una consistencia parecida a pegamento. Añadimos el resto de la harina y mezclamos hasta que quede una masa. Espolvoreamos por la superficie de la masa un poco de harina y tapamos el bol con un trapo húmedo. Dejamos reposar durante más o menos una hora o hasta que doble su volumen.

Mientras, podemos ir preparando el relleno. Aplastamos ligeramente los arándanos con las manos, o con un pasa puré manual. Añadimos el azúcar, ralladura de naranja y un poco de zumo de naranja. Lo removemos bien.



Espolvoreamos con harina una superficie de trabajo. Colocamos nuestra masa que ya habrá levado y la estiramos hasta formar un rectángulo grande. Echamos el relleno dentro, y como si fuera un paquete, vamos cogiendo las esquinas de la masa atrapando dentro el relleno.



En este punto veréis como la masa con los líquidos queda todo como un poco viscoso, y con mala pinta, no importa, más o menos tiene que quedar así. Dividimos la masa en 8 partes iguales. Yo lo que hice fue trabajar con cada porción en una mini superficie enharinada para quemo se me resbalaran de las manos y poder formar mejor los bollos.

Colocamos papel de horno en la bandeja que vamos a utilizar para hornear. Echamos pegotes de mantequilla y un puñado de azúcar moreno por encima. Esto hará que las bases de los bollos estén doraditas y caramelizadas.

Estiramos cada porción como una salchicha, y con ayuda de el dedo pulgar, las enroscamos como una caracola para formar un bollo. Vamos poniéndolos en la bandeja. Una vez los tengamos todos, tapamos la bandeja con el trapo húmedo y los dejamos en reposo unos 20 minutos más.

Mientras ponemos el horno a calentar a 180ºC.

Metemos la bandeja durante 25-30 minutos, estarán listos cuando estén doraditos.



Mirad que pinta tienen todos juntos. Templaditos están deliciosos, me gustan más así que cuando enfrían. Tan solo con el primer bocado, mi mente volvió a tierras suecas.




3 ago. 2015

Crumble de melocotones y picotas

crumble de melocotones y picotas


Yo no soy muy frutera, pero he de confesar que el verano es la época en la que más consumo fruta. Me la hago en zumo, smoothie, macedonias, etc. Y es que es muy apetecible, no sé, el cuerpo me la pide, y no le voy a decir que no a algo tan sano.

Quería aprovechar la fruta temporal y hacer un postre de esos que tengo en mi lista de " recetas pendientes". Aunque parezca mentira, nunca había hecho un "crumble" antes, y no por la dificultad, porque si algo tiene este postre es la sencillez, se hace un en un plis plas y es sano.

He usado una fuente pequeña pensando que iba a ser un postre para 2 personas. Con una de 15x15cm tendremos suficiente.

Ingredientes para 2 personas:

  • 65 grs de harina.
  • 70 grs de mantequilla fria.
  • 3 cdas de azúcar moreno.
  • 1 cdta de canela.
  • 2 melocotones.
  • un puñado de cerezas.
  • arándanos rojos (opcional).
Primero deshuesamos las cerezas y las reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Engrasamos nuestra fuente con un poco de mantequilla. Pelamos y cortamos los melocotones en trozos no muy grandes.


Ponemos en la fuente los melocotones cortados, las cerezas deshuesadas, un puñadito de arándanos y espolvoreamos por encima la canela.

En un bol ponemos el harina tamizado con el azúcar moreno y lo mezclamos. Cortamos la mantequilla en trocitos y la mezclamos a mano o con robot hasta que queden unas migas, no sobremezclar porque no quedará bien.

Poner las migas de mantequilla sobre la fruta. Horneamos todo entre 25-30 minutos. Sacamos y dejamos que se enfríe un poco. Podemos comerlo caliente, o frío, a mi personalmente me gusta más caliente. También podemos acompañarlo con una buena bola de helado par redondear el postre.

¿Habéis visto que sencillo?



8 jun. 2015

Galletas de té marroquí

galletas de té marroquí


Lunes 8 de junio, hoy es el cumpleaños de mi padre, y sólo falta un día para el mío. Si, fue una casualidad, pero son de esas afortunadas casualidades, que hacen que podamos celebrar los cumpleaños juntos, y hacer cosas juntos. Mañana mismo, nos hemos apuntando los dos a un curso de patés y quesos, prometo post con la experiencia en el curso.

Y dejando atrás tanta charleta, ya se me olvidaba, ¡felicidades padre!!

Mi padre no es mucho de dulces, pero le encantan los tés, sobretodo el té con menta marroquí, así que estas galletas se las dedico a él. El té que he usado es una mezcla de té verde, con menta, canela y regaliz y viene en bolsitas. Si queréis usar otro té a granel, yo lo trituraría más para que no nos sean desagradable las hojas grandes.

Ingredientes para unas 25 galletas

  • 225 grs de mantequilla
  • 140 grs de azúcar moreno
  • 3 o 4 bolsitas de té marroquí con menta o 1 cda de té al granel
  • 1 yema de huevo
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 300 grs de harina
  • una pizca sal
  • sesamo
Ponemos la mantequilla y el azúcar en un bol y lo batimos bien. Si utilizamos un té en bolsitas, las abrimos y vaciamos su contenido. Añadimos el té a la pasta de mantequilla y, a continuación, agregamos la yema de huevo batida, y el extracto de vainilla.

Tamizamos el harina con la sal en un bol, y seguimos batiendo hasta que esté todo bien incorporado.

Formamos un rollo con la masa. En un plato, o en la encimera, echamos un puñado de sesamo y rebozamos el rollo por todos los lados. Envolvemos el rollo en papel film y lo dejamos en la nevera durante 2 horas por lo menos.

Precalentamos el horno a 190ºC y forramos un par de bandejas con papel de hornear.

Desenvolvemos la masa y la cortamos en rodajas de 1cm de grosor con un cuchillo. A continuación, las colocamos en las bandejas dejando un poco de espacio entre ellas.



Horneamos las galletas durante 13-15 minutos, hasta que queden doradas. Una vez fuera del horno, las dejamos de 5 a 10 minutos en las bandejas para que se enfríen y, con la ayuda de una espátula, las colocamos en una rejilla para que se enfríen del todo.





21 may. 2015

Fantasy Rocky Road Bundt Cake

Fantasy Rocky Road bundt cake



Esta es la primera vez que participo en el reto #BundtBakers. Encontré el reto de casualidad, estaba navegando por la red, cuando vi que un grupo de personas se reunían cada mes para hornear bundt cakes con un tema en común propuesto por la anfitriona. Como estas cosas me emocionan un  montón, investigué para poder apuntarme al reto.

El tema principal de este mes es "Rocky Road". Se le llama Rocky Road a todos esos dulces de chocolate (galletas, bizcochos, helados...) a los que añadimos nubes, galletas y  frutos secos como decoración.

Se han horneado unos Bundt Cakes geniales, que podéis ver en el grupo de Pinterest o en el grupo Bundt Bakers.

Gracias a Laura de Baking in Pyjamas, que este mes ha sido la anfitriona. Y si eres food blogger y te gustaría participar en el reto, puede enviar un e-mail  con la URL de tu blog a foodlustpeoplelove@gmail.com.



This is the first time that I take part of the #BundtBakers challenge. I found it by chance, I was surfing the internet, when I saw a people crew gathered every month to bake bundt cakes with a theme in common proposed by the hostess. Because I find these things so cool, I research to be able to join the challenge. 

The main  theme this month  is " Rocky Road". It calls Rocky Road all these treats with chocolate (biscuits, cakes, ice creams...), we added marshmallows, biscuits, nuts, dried fruits, as a decoration.

We find greats Bundt Cakes, you can see in the Pinterest group or in the Bundt Bakers group.

Thanks to Laura from Baking in Pyjamas, she has been the hotess this month. If you are food blogger and you would like to join us, you can send a e-mail with  your blog URL to foodlustpeoplelove@gmail.com.




Check out what the rest had bake this month, and enjoy!



Yo llamo a mi Rocky Road, fantasía, por las galletitas tan monas que encontré en Tiger, son como joyas. También compré las nubes allí, y tienen chocolate y frutos secos, entre otra cosas. Añadí a mi bundt arándanos secos, que me recuerdan a los rubíes, así todo queda como más mágico.

I call it "Fantasy Rocky Road", because the biscuits so cute I found in Tiger, are like jewels. I bought also, marshmallow there, and they have chocolate, dried fruits, among other things. I added to my bundt dried cranberries, that remind me rubies, this way all is more magic.



Ingredientes:

  • 225 grs de harina
  • 2 cdtas de levadura
  • 1 cdta de bicarbonato sódico
  • 4 cdas de cacao en polvo sin azúcar
  • una pizca de sal
  • 225 grs de mantequilla
  • 250 grs de azúcar 
  • 4 huevos batidos
  • 6 cdas de suero de leche
  • 2 cdtas de extracto de vainilla

Para la cobertura:

  • galletas (usé las de Tiger)
  • nubes
  • arándanos rojos secos
  • nueces
  • 200 grs de chocolate para fundir
  • 200 grs de nata para montar


Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos el molde, mejor con un spray antiadherente.

En un bol, tamizamos el harina con la levadura en polvo, el bicarbonato,  la sal y el cacao en polvo. En otro bol, batimos la mantequilla hasta que quede pálida y esponjosa, añadimos el azúcar y batimos 2 minutos más. Añadimos con cuidado los huevos batidos, y batimos todo hasta que esté bien mezclado.

Añadimos los ingredientes secos por tandas, combinándolos con la buttermilk mezclada con la vainilla. Acabamos con los ingredientes secos.

Echamos la preparación en el molde, le damos unos ligeros golpes contra la encimera para que salgan las burbujas de aire. Horneamos entre 50-60 minutos, o hasta que al insertar un palo en el centro, este salga limpio.

Sacar del horno, dejar enfriar en el molde y desmoldar en una rejilla para que se enfríe por completo.



Ingredients

  • 225g plain flour
  • 2 teaspoons baking powder
  • 1 teaspoon bicarbonate of soda
  • 4 tablespoons cocoa powder without sugar
  • pinch of salt
  • 225g butter
  • 250g sugar
  • 4 beaten eggs
  • 6 tablespoon buttermilk
  • 2 teaspoons vanilla extract


To decorate:

  • Biscuis (I used Tiger´s)
  • marshsmallows
  • dried cranberries
  • walnuts
  • 200g chocolate for melt
  • 200g whipped cream

Directions:

Preheat the oven to 180º C / 350º F / gas 4. Grease our bundt pan, better with a non-stick spray.

In a bowl, sift the flour with the baking powder, bicarbonate of soda, salt, and the cocoa powder. In other bowl, cream the butter until it becomes pale and fluffy, add the sugar, and beat 2 more minutes. Put gently the beaten eggs, until all will be combined well.

Add the dried ingredients combined them with the buttermilk, mix with the vanilla, several times, and finish with the dried ones.

Pour into the prepared pan, and lightly beat the pan to take the bubbles out. Oven  for about 50- 60 minuts or until a skewer inserted into the center of the bundt comes out clean.

Leave the bundt in the pan to cool, and then turn out.



Preparamos una ganache. Cortamos el chocolate en trozos pequeños y los colocamos en un bol. Calentamos la nata hasta que empiece hervir, la retiramos del fuego y la echamos en el bol del chocolate. Movemos con una espátula hasta que todo quede bien integrado. Dejamos enfriar.

Vamos a decorar nuestro bundt. Cogemos la ganache templada y la echamos por encima de nuestro bundt, repartiéndolo bien por toda la superficie.

Let´s prepared the ganache. Cut the the chocolate in a little pieces, and put the into a bowl. Heat the whipped cream until begin to boil, remove to the heat and add it into the chocolate bowl. Stir with a palette knife until all is combined well. Let cool.

We are going to decorate our bundt. Take the ganache, and pour it warm over the bundt cake, spreading well.



Acabamos añadiendo por encima el resto de los ingredientes (nubes, galletitas, nueces y arándanos).

¡Y listo para disfrutar!

Finish adding above the rest of the ingredients (marshmallows, biscuits, walnuts and the cranberries).

And ready to enjoy!







9 may. 2015

Zumo detox de remolacha

zumo detox de remolacha


Hace tiempo que iba detrás de una licuadora. Tengo todos, o casi todos los electrodomésticos que se pueden tener, en una cocina de no más 7 m2. Cuando se me antoja algo, mi marido ya se pone a temblar, y dice, ¿otro trasto más?. Pero no puedo remediarlo, aún tengo una pequeña lista de utensilios y cacharros pendientes de compra.

Al final me hice con una, no sabiendo del todo si la iba a amortizar. Soy un poco vaga para comer fruta, y pensé que si hacia zumos, sería una buena forma de meter vitaminas  en el cuerpo. La verdad, es que desde que la compré, hará unos meses, la he utilizado bastante, más de lo que creía. Me he iniciado en el mundo de los zumos y de los green smoothies, y estoy muy contenta, me siento como más sana, como que me estoy dando un regalo.

Y un día hablando de zumos, una amiga me recomendó hacer zumo con remolacha, pensé, ¿remolacha? ¿en serio?. Nunca había probado la remolacha, sólo sabía que es como un nabo, con un interior púrpura, pero no tenía ni idea de que sabor podía tener. También me acordé de mi hermana, siempre me dice que le encanta la ensalada con remolacha, de hecho, es la autora de este gazpacho de remolacha.

Hoy he ido a la Boqueria a comprar remolacha ( mi frutero de siempre no tenía), y cual ha sido mi sorpresa, que al abrirla voy y me la encuentro así.


¡No tenía ni idea, de que podían salir de dos colores! ¡Pero que cosa más bonita da la naturaleza!

 He hecho varias combinaciones con ella con diferentes frutas. Hoy os muestro una combinación muy socorrida por mi, contiene naranja, zanahoria y jengibre. Este zumo nos ayuda a eliminar toxinas, nos cuida la piel, es rico en vitamina C,  rico en hierro y digestivo. También es saciante, por lo que nos ayuda a controlar el apetito entre horas, y claro, bajo en calorías.


Ingredientes:

  • 2 naranjas
  • 2 remolachas pequeñas
  • 1 zanahoria
  • 1 trozo pequeño de jengibre.



Podemos hacerlo de dos formas: licuar todas frutas y verduras, o, exprimir las naranjas primero (darán más zumo, aunque tendrán menos fibra), y luego las añadimos al resto licuado.

Se puede tomar a temperatura natural, pero está muy bueno fresquito, añadiéndole un par de cubitos de hielo. También como idea, podemos decorar nuestro vaso con un trocito de jengibre confitado.

¡No puede haber manera más sana de empezar el día!







26 abr. 2015

Pancakes de arándanos con lemon curd

pancakes de arándanos


Cuando se acercan fechas señaladas como el día de la madre o el día del padre, siempre pensamos en lo que vamos a regalar ese año. Y es que a veces, no tenemos ni idea de que comprar, que si un bolso, un pañuelo, cremita, cinturones...

A veces estos días, lo mejor es regalar algo que sale de nosotros, algo que sale de nuestro interior, como por ejemplo, ¿que os parece la idea de despertarla con un buen desayuno?

Yo sé que a mi madre le encanta el limón. Le gusta el mousse de limón, helado de limón, bizcocho de limón, ambientador de limón...Vamos, que sabes que aciertas con ese ingrediente. Por eso se me ha ocurrido que para este año, podía preparar unos pancakes de arándanos con una deliciosa lemon curd ( crema de limón).

Primero prepararemos el lemon curd, y dejaremos que se enfrie para poder utilizarlo. Yo recomiendo hacerlo un día antes, y además, podemos guardar lo que nos sobra en la nevera durante unos 15 días. La receta del lemon curd la tenéis aquí.


Ingredientes pancakes:

  • 1 taza de harina
  • 1 huevo
  • 1 cda de levadura
  • 1 taza de leche
  • media cdta de sal
  • 1 cda de sirope de maple o pancake syrup
  • 2 cdtas de mantequilla derretida
  • 100 grs de arándanos

En un bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina, la sal y la levadura.

Derretimos la mantequilla en el microondas. En un bol batimos el huevo junto a la leche, el sirope y la mantequilla derretida. A esta mezcla, vamos añadiendo poco a poco los ingredientes secos, y batimos bien. Por último, echamos los arándanos y removemos para que se incorporen a la masa.

Preparamos una sartén antiadherente, ligeramente engrasada con mantequilla, y vamos echando porciones de masa. Dejamos el pancake un par de minutos por cada lado, o como hago yo, cuando veo que los laterales están hechos y empiezan a salir burbujas, les doy la vuelta.

Emplatar, colocando un pancake, un poco de lemon curd, otro pancake, y así hasta finalizar.

¡Bon appetit!



12 mar. 2015

Donuts con glaseado de mandarina

donuts caseros



Os lo venía avisando hace unas semanas. Después de varios fracasos absolutos, por fin hemos dado con la receta más fiel del donut clásico.

Y es que cuando a una se le mete algo en la cabeza... En realidad, ya había hecho una receta similar antes las berlinas rellenas de crema de chocolate  de Xavier Barriga, y es una receta estupenda, pero quería experimentar con otras para  ver que resultados me daban, y así encontrar la más fiel al sabor del donut clásico.

Como he comentado antes, hubo varios intentos fallidos, que si no me han crecido, que si el sabor no tiene nada que ver, que si están duros, etc. Era como ¿en serio? ¿es que no hay alguna receta decente?

Y buscando, buscando, di que con el libro, digamos que es como la biblia de los donuts, "Doughnuts" de Lara Ferroni.

Seguro que mucho de vosotros ya habréis oído hablar de este libro, pero en serio, si queréis hacer buenos donuts, sólo tenéis que seguir esta receta. Sencilla no es, pero es eficaz, y eso si, si queréis comerlos el mismo día que los hagáis empezad a prepararlos por la mañana, lo digo, por el tema de las fermentaciones.


Ingredientes:

  • 21 grs de levadura seca (cada sobre tiene 7 grs)
  • 250 ml de leche entera templada unos 60ºC
  • Entre 320grs y 400 grs de harina de fuerza
  • 30 grs de azúcar
  • media cdta de sal
  • 1 cdta de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 60 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • Aceite de girasol para freir

En un bol mediano, disolvemos 2 sobres de levadura con 180ml de leche templada. Añadimos 100 grs de harina y movemos bien hasta que se haga una pasta suave. Tapamos el bol con film transparente y dejamos reposar 30 minutos.




Colocamos la pala en la batidora y en el bol añadimos el resto de leche, la levadura y el prefermento, lo batimos hasta que esté uniforme. Añadimos el azúcar, la sal, la vainilla y las 3 yemas de huevo, seguimos batiendo, hasta que esté bien incorporado. Ahora echamos 80grs de harimas, y mezclamos con velocidad baja unos 30 segundos. Por últimos añadimos la mantequilla a trozos y volvemos a mezclar hasta que esté incorporada a la masa.

Cambiamos la pala por el gancho. Echamos 50 grs de harina y amasamos. Cuando esté incorporada, apagamos la máquina y volvemos a repetir el proceso. Esta acción la haremos hasta que la masa no se quede adherida al bol, tal vez no gastemos toda la harina, por eso en los ingredientes pone entre 320- 400 grs de harina.

Cuando vemos que la masa está perfecta, la sacamos y en una superficie enharinada la amasamos durante 5 minutos, eso hará que la masa tenga más esponjosidad.

Preparamos un bol untado de aceite y colocamos la masa dentro. Echamos un pelín de aceite por encima y tapamos el bol. Lo colocamos en la nevera para que fermente mínimo 1 hora ( se puede dejar hasta 12h), yo lo dejé 2 horas.




Sacamos de la nevera, y vemos que habrá crecido el doble. Colocamos la masa en una superficie enharinada y amasamos con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1 cm.

Cortamos los donuts con un cortador de donuts o con dos cortadores circulares, y los ponemos en una bandeja forrada de papel de horno. La masa que nos sobra la amasamos y la volvemos a dejar en la nevera por lo menos 30 minutos. 




Tenemos que dejar fermentar los donuts en un lugar cálido entre 5 y 20 minutos, tapados con papel film. Yo encendí el horno y al apagarlo dejé el horno abierto para que la cocina estuviera caliente.

Como los dejé 2 horas en la nevera, mi fermentación fue muy rápida, casi a los 5 minutos los comprobé y estaban listos. Se sabe que están listos cuando al tocarlos con el dedo vuelve lentamente a su posición, si es muy rápido no están hechos, y si se quedan están demasiado fermentados, con lo que tendremos que volver a amasar y empezar de nuevo.

Mientras que los donuts se van fermentando, ya podemos calentar el aceite. Tiene que estar a unos 180ºC si está más caliente no se harán por dentro y por fuera se tostarán mucho. Freímos por tandas, entre 1 y 2 minutos por cada lado. Los sacamos, los ponemos en papel absorbente y dejamos enfriar.



Ahora ya podemos hacer el glaseado que más nos guste. Que no nos de miedo echarle uno bien dulce ya que la base no lo es. Por ejemplo, una ganache de chocolate, el básico, que se hace con leche y azúcar glacé, o con azúcar y canela, etc.

El glaseado que os voy a enseñar lo elegí, por que estas últimas navidades hice un bizcocho con este glaseado y tuvo un éxito aplastante. Es muy sencillo y realmente delicioso ya lo veréis.

Ingredientes:

  • 150 grs de azúcar glacé
  • nata líquida para montar
  • 1 cda y media de pasta de mandarina
  • ralladura de mandarina

En un bol ponemos el azúcar glacé y la pasta de mandarina. Echamos poco a poco la nata hasta que tengamos una crema densa pero un poco fluida, como si fuera un sirope.

Cogemos el donut, y lo ponemos boca abajo en el bol para bañar la mitad, le damos la vuelta y le espolvoreamos la ralladura de mandarina.




¡Y listos para degustar!









Al final me cansé he hacer donuts he hice bolitas, que también glaseé. Otra opción para no zampar tanto.


Diseñado por El Perro de Papel