Mostrando entradas con la etiqueta clásicos árabes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta clásicos árabes. Mostrar todas las entradas

8 jun. 2015

Galletas de té marroquí

galletas de té marroquí


Lunes 8 de junio, hoy es el cumpleaños de mi padre, y sólo falta un día para el mío. Si, fue una casualidad, pero son de esas afortunadas casualidades, que hacen que podamos celebrar los cumpleaños juntos, y hacer cosas juntos. Mañana mismo, nos hemos apuntando los dos a un curso de patés y quesos, prometo post con la experiencia en el curso.

Y dejando atrás tanta charleta, ya se me olvidaba, ¡felicidades padre!!

Mi padre no es mucho de dulces, pero le encantan los tés, sobretodo el té con menta marroquí, así que estas galletas se las dedico a él. El té que he usado es una mezcla de té verde, con menta, canela y regaliz y viene en bolsitas. Si queréis usar otro té a granel, yo lo trituraría más para que no nos sean desagradable las hojas grandes.

Ingredientes para unas 25 galletas

  • 225 grs de mantequilla
  • 140 grs de azúcar moreno
  • 3 o 4 bolsitas de té marroquí con menta o 1 cda de té al granel
  • 1 yema de huevo
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 300 grs de harina
  • una pizca sal
  • sesamo
Ponemos la mantequilla y el azúcar en un bol y lo batimos bien. Si utilizamos un té en bolsitas, las abrimos y vaciamos su contenido. Añadimos el té a la pasta de mantequilla y, a continuación, agregamos la yema de huevo batida, y el extracto de vainilla.

Tamizamos el harina con la sal en un bol, y seguimos batiendo hasta que esté todo bien incorporado.

Formamos un rollo con la masa. En un plato, o en la encimera, echamos un puñado de sesamo y rebozamos el rollo por todos los lados. Envolvemos el rollo en papel film y lo dejamos en la nevera durante 2 horas por lo menos.

Precalentamos el horno a 190ºC y forramos un par de bandejas con papel de hornear.

Desenvolvemos la masa y la cortamos en rodajas de 1cm de grosor con un cuchillo. A continuación, las colocamos en las bandejas dejando un poco de espacio entre ellas.



Horneamos las galletas durante 13-15 minutos, hasta que queden doradas. Una vez fuera del horno, las dejamos de 5 a 10 minutos en las bandejas para que se enfríen y, con la ayuda de una espátula, las colocamos en una rejilla para que se enfríen del todo.





5 abr. 2015

Albóndigas al estilo árabe

albóndigas al estilo árabe


Y empezamos marzo con el nuevo reto de "Cooking the Chef". Este mes Abril y Aisha  propusieron a Samantha Vallejo-Nágera, también conocida como " Samantha de España" como chef del mes.

Samantha se hizo muy popular por ser una de las jueces del programa " Master Chef". En televisión también la podemos ver en su programa de Canal Cocina "El toque de Samantha", donde cocina recetas de todo tipo.

Es propietaria del catering " Samantha de España", basada en la cocina tradicional, internacional y con un toque de creatividad. Su experiencia en gastronomía y restauración comenzó en la cocina del restaurante " Horcher" en Madrid, donde permaneció dos años. Después marchó a Londres y estudió en la Escuela de cocina de Paul Bocuse (fundador de la nouvelle cuisine). También trabajó durante 3 meses en la cocina del Restaurante de Arzak, en San Sebastián donde aprendió cocina vasca. De ahí se fue a Nueva York donde se especializó con Antony Todd en la organización y decoración de eventos.

Para mi Samantha ha sido un reto difícil y fácil a la vez. Y eso es por que cocina tantas cosas, tan diferentes, que es fácil por que puedes hacer cualquier cosa, pero difícil por que no es una cocina de un concepto muy marcado como fueron los anteriores chefs.

Rebusqué entre todas sus recetas, y al final escogí una de albóndigas de cordero que ella acompañaba con unas berenjenas salteadas. Quise reinterpretar la receta y me quedé sólo con las albóndigas, pero necesitaba algo más. Un día viendo un programa de Jamie Oliver me vino una idea, y de ahí salió mi plato que hoy os muestro.


Ingredientes albóndigas

(2 personas)
  • 250 grs de carne picada de cordero
  • 1 huevo
  • 1/4 cebolla 
  • 2 cdas de pan rallado
  • 1/2 cda de perejil picado
  • 1/2 cda de cilantro picado
  • 1/2 cda de orégano fresco
  • 1/2 cda de tomillo fresco
  • 1 y 1/2 cda de cilantro molido
  • 1 diente de ajo rallado
  • sal
  • pimienta

Picamos la cebolla finamente. Mezclamos en un bol la carne junto las especies, la cebolla, el ajo y el pan rallado. Añadimos el huevo y mezclamos bien.




Con las manos, formamos albóndigas no muy grandes. Con esta cantidad nos saldrán unas diez albóndigas.



Freímos en una sartén con un poco de aceite durante unos diez minutos, dándoles vueltas.

Para acompañar el plato, hemos cocido unos 200 grs de arroz salvaje y hemos hecho una salsa de yoghurt con harissa (salsa picante) que le da el toque final árabe.

Ingredientes salsa:

  • 1 yoghurt griego sin azúcar
  • 1 diente de ajo pequeño
  • un chorrito de aceite oliva
  • 1 cdta de harissa 
  • sal
  • menta picada para acabar el plato

Esta salsa y la menta, le dan al plato un toque mágico, viajaréis sentados desde casa, ya veréis.
Se ralla el ajo y se le añade al yoghurt que mezclaremos junto al restro de ingredientes. La salsa harissa es bastante picante, así que ojo con pasarse con ella.

Emplatamos colocando el arroz en la base, por encima las albóndigas, añadimos la salsa y la menta picada para coronar. El pan de pita, es el perfecto acompañamiento de este plato.





18 mar. 2014

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: Cuscús


Plato típico del norte de Africa, tradicional del Magreb. En árabe significa "la comida" y se suele cocinar casi a diario.

Se suele servir como segundo plato, tras el tajine o el mechuí. Para tomarlo, se hacen pequeñas bolas de sémola con las manos para introducirlas en la boca, en vez de utilizar cubiertos.

Existen varias versiones, aunque coinciden en un par de cosas, el caldo y la sémola. Por ejemplo, en Argelia, se acompaña de garbanzos, habas y muchas legumbres y hortalizas. En Túnez se suele hacer con conejo y garbanzos. El de Marruecos con pollo o cordero, y se sirve con dos caldos, uno para remojar la sémola, y otro picante que es para las verduras asadas.

También hay versiones con pescado y carne a las que se le suele añadir pasas, almendras, dátiles, nueces, así como versiones vegetarianas.

Este mes he ido un poco pillada de tiempo, y se me ocurrió hacer un "Cuscús express". Este cuscús es perfecto para 2 personas e ideal para cuando tenemos poco tiempo.

"Cuscús express"

Ingredientes:

  • 1/2 kg de muslos de pollo deshuesado y sin piel.
  • 250 grs de cuscús
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 2 dientes de ajo
  • 100 grs de garbanzos cocidos
  • perejil
  • cilantro
  •  1/2 canela en rama
  • comino en polvo
  • jengibre
  • azafrán
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • agua
En una olla grande, freímos el pollo cortado en dados. Cuando esté bien dorado, le echamos la cebolla cortada en trozos grandes, y los ajos pelados y enteros. Removemos, y una vez que la cebolla haya cogido color, se incorpora el cilantro, el perejil , 1/2 rama de canela, azafrán, comino, bastante jengibre , sal y pimienta negra. Dejamos cocer unos 4 minutos.

Echamos agua caliente para hacer un caldo. A continuación añadimos la zanahoria , el calabacín y los garbanzos cocidos ( todas las verduras cortadas en trozos grandes).




Todo seguido, ponemos el cuscús en un colador y lo remojamos con agua. Después, lo colocamos en la parte superior de la cazuela (en la parte destinada a la cocción al vapor). Dejamos cocer unos minutos.


Pasado este tiempo, estiramos el cuscús en una bandeja y le añadimos pimienta negra, sal y un poco de aceite de oliva y agua. Lo trabajamos con las manos o con un tenedor para que los granos de cuscús queden bien separados. Lo volvemos a poner a cocer de 3 a 4 minutos.

Servimos colocando en un plato primero el cuscús y encima las verduras, la carne y el caldito. 
¡Más rápido no se puede!

cuscús exprés

18 ene. 2014

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: FALAFEL




falafel


Plato original de la cocina de Oriente Medio. Se desconoce su origen, unos dicen que proviene de la India, otros que proceden del antiguo Egipto...

Faláfel, viene de la palabra árabe filfil que significa pimiento. Es como una croqueta hecha con judías o garbanzos o a veces mezclados. El que se suele servir normalmente es el de garbanzos tanto en Oriente Medio, como en todos los países que se ha introducido.

Los faláfel suelen tener formas redondas o aplastadas y se les suele acompañar con una salsa de yogurt , salsa tahine o salsa picante.

Vamos con los ingredientes y su elaboración, es una receta muy sencilla de hacer.

Ingredientes

  • 300 grs de garbanzos
  • 2 cdas de perejil
  • 1 cda de cilantro fresco
  • 1 cebolla morada
  • 1 ajo
  • media cucharadita de levadura
  • media cucharadita de comino
  • sal y pimienta




Comenzamos poniendo los garbanzos en remojo el día anterior. Picamos la cebolla finamente. Ponemos en un robot de cocina los garbanzos que hemos dejado en remojo el día anterior ( no se han de cocer). Ponemos el resto de los ingredientes también.




Ahora sólo hay que poner el robot en marcha, para que nos pique los ingredientes y podamos hacer las bolitas.




Yo las he dejado reposar unas horas en la nevera para que cogieran cuerpo y así no se destruyeran mientras se freían.
Freímos con abundante aceite suave. Ahora podemos presentarlo como una tapa, o como en nuestro caso, al estilo griego, es decir, con pan de pita, ensalada y salsa de yogurt.

Para la salsa de yogurt.

Ingredientes
  • 2 yogures naturales
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 diente de ajo
  • zumo de medio limón
  • perejil picado
  • comino, sal y pimienta al gusto.
Lo mezclamos todo para hacer la salsa.

Fácil elaboración, fácil preparación y una de las recetas vegetarianas más sabrosas.

25 nov. 2012

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico persa Baklava.

backlava


El origen del Baklava se remonta en Mesopotamia . Pero se cree que los asirios cerca del S. VII a.C , fueron los que colocaron capas de masa de pan con nueces trituradas entre  las capas, añadiendo un poco de miel y horneándolos en hornos de madera primitivos. Se hacía para ocasiones especiales, siendo una comida para clases acomodadas hasta mediados del S XIX.

Los marinos y mercaderes griegos que viajaban a Mesopotamia, descubrieron la receta y la llevaron a Atenas, donde mejoraron la masa haciéndola más fina. Tradicionalmente eran 33 capas como la edad de Cristo.

En estos tiempos encontramos baklava en pastelerías árabes y mercados, encontrando muchas variantes, con pistachos, nueces, pacanas, coco, chocolate... Se usa la pasta filo que con ella hacemos una especie de hojaldrado crujiente. Se suele acompañar con té o café.

Ingredientes:

Para el sirope:

  • 185 grs de azúcar
  • 200 ml de agua
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 280 grs de miel
  • 1 barra de canela
  • 2 tiras de piel de naranja y 2 de limón

Para el relleno:

  • 250 grs de pistacho
  • 250 grs de anacardos.
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 60grs de azúcar

Para el pastel:
  • 250 grs de pasta filo ( 8 hojas)
  • 100 grs de mantequilla derretida

Preparación:

Hacemos el relleno primero. Cogemos los pistachos y anacardos con el azúcar y las ralladuras y lo picamos todo en un robot de cocina. No tiene que quedar super picado en plan polvo. Reservamos.





Ahora hacemos el sirope. Ponemos todos los ingredientes en un cazo y dejamos hervir, hasta que el azúcar se halla disuelto. Colamos y reservamos.




Derretimos la mantequilla y en un molde rectangular ( yo use uno de usar y tirar) pintamos la base y colocamos una hoja de pasta filo. Volvemos a pintar encima con mantequilla y así 4 veces. 
Se nos saldrá la masa por los costados, sólo la tenemos que cortar con un cuchillo.




* Es muy importante que cuando saquemos la pasta filo y la trabajemos la pongamos encima de un paño húmedo y cuando no trabajemos con ella la tapamos con él. Es una masa delicada que se seca muy pronto.

Ya tenemos las cuatro capas, ahora ponemos la mezcla de frutos secos anterior y reservamos un poquito para decorar.




Repetimos con la pasta filo. Colocamos una pintamos con mantequilla hasta 4 capas y recortamos.
Hacemos unas incisiones en forma de rombo antes de cocer, pero sin romperlo del todo.


Lo ponemos en el horno a 160º C entre 30 y 45 minutos. Una vez lo sacamos, abamos de cortarlo y vertemos el sirope anterior. Dejamos enfriar, y ¡ya tenemos nuestro baklava.!


Espero que os atrevais a hacerlo y me contéis la experiencia. A mi familia les gustó mucho.
Diseñado por El Perro de Papel