Mostrando entradas con la etiqueta helados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta helados. Mostrar todas las entradas

10 jul. 2015

Polos picantes de melón Galia

polos picantes de melón galia


Con esta ola de calor, no me apetece en absoluto encender el horno para preparar postres. Si, hecho de menos una buena tarta casera, pero he decidido que durante estos meses de tanto calor, voy a intentar hacer postres refrescantes, ya tenemos el resto del año para preparar mil cosas horneadas.

Se nos ocurren un montón de dulces fresquitos, pero los reyes del verano son sin duda los helados y los polos. Hace unas semanas os enseñé un delicioso "helado de miel y compota de cerezas", que nos dejó maravillados. Después de hacer varias recetas de helados cremosos, ya iba siendo hora de ir a por los polos de hielo, ¡esos si que refrescan!.

Los polos de hielo caseros, son de lo mejor, por que son muchísimo más sanos que los que venden en las tiendas, y son muy pero que muy fáciles de hacer. Los podemos hacer con leche, los podemos hacer sin lactosa, con zumo de frutas, con bebidas, etc. Sólo necesitamos moldes y palitos, y si no tenemos, los recipientes de yoghurt pueden ser una muy buena opción.

La receta que os voy a enseñar, viene del libro "Sweet Cream and Sugar Cones". Es un libro que utilizo muchísimo para hacer las recetas de  helados. Aunque no vienen muchas recetas de polos, había una que me llamó la atención por que llevaba un toque picantón combinado con el dulce del melón Galia, así que no me pude resistir.

Ingredientes (12-14 unidades)

  • 1 melón Galia de más o menos 1 kg
  •  6 cdas de sirope 
  • 2 cdas de zumo de lima
  • un pelín de sal
  • media cdta de copos de chile o cayena en polvo, la especie que pique que os guste más.

Primero de todo, hay que hacer el sirope, por que tenemos que usarlo frío. Para hacer el sirope, sólo tenemos que poner media taza de azúcar y media taza de agua en un cazo a fuego medio, hasta que el azúcar se nos disuelva por completo. Lo sacamos del fuego y dejamos que se enfríe por completo.

Cortamos el melón a trozos , los ponemos en una batidora americana, o en procesador de alimentos, y batimos todo bien. Colamos el melón batido en un colador de malla fina. Ahora, añadimos, el sirope, el zumo de lima, la sal, y la especie picante, y lo probamos todo para rectificar.

Ponemos la preparación en una jarra medidora, y vamos vertiendo la preparación en los moldes. Los metemos en el congelador y cuando el liquido tenga un aspecto granizado, les insertamos el palito. Dejamos congelar unas 4 horas antes de servir.



Ya sabía que era difícil hacer fotos a los helados, y mucho más con estos calores, pero hoy me he dado cuenta de los complicado que es hacer fotos a los polos, jajajaj.



Como he dicho, podemos utilizar la especie picante que más nos guste o combinar varias. Yo me decidí por el copo de chile, no sólo por su toque picante, si no también por el toque de color que aportaba a los polos.



26 jun. 2015

El libro del mes: (Junio 2015). Helado de miel y compota de cerezas

helado de miel y compota de cerezas


Ya hace unos mesecitos que no dedicaba un post a un libro, y tenía ganas de dedicarle uno a "Polos & Helados de Sandra Mangas."



Este libro es muy especial para mi, por que lo gané en el concurso de "Polos y Helados" de Canal Cocina el año pasado. De hecho gané el primer premio con mi "Helado de crema de cacahuete con bacon caramelizado y mermelada de fresas," además del libro firmado por Sandra, ¡gané un heladera!.

Hasta ahora todos los helados que había hecho el "Pumkin Pie Ice cream" o el "Earl Grey Ice Cream", habían sido con una base de crema inglesa, que es mucho más complicado por que tienes que procurar que la crema no se corte, aunque les da un sabor mucho más mantecoso y cremoso.

Hoy os voy a enseñar una manera más fácil de hacer helados con una base de nata, y para ello os muestro un mix de recetas que he encontrado en este mismo libro, con un toque ligeramente personal.

He escogido el helado de miel y una receta de compota de cerezas que Sandra Mangas acompaña con un helado de mascarpone, y además he añadido unas nueces caramelizadas a la mezcla.

Ingredientes para la compota de cerezas:

  • 250 grs de cerezas deshuesadas
  • 4 cdas de azúcar
  • zumo de medio limón
  • media cdta de aroma de almendras
  • un par de estrellas de anís (opcional)
  • 1 cdta de maizena
Cocemos las cerezas con el zumo de limón , el azúcar, el aroma de almendras y las estrellas de anís durante unos 10 minutos. Añadimos la cucharadita de  maizena y dejamos al fuego unos minutos más removiendo hasta que espese. Dejamos enfriar y reservamos. Conservamos en el frigorífico.


compota de cerezas



Ingredientes para las nueces caramelizadas:

  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de nueces
  • 2 cdas de agua
  • unas gotas de limón
En una sartén añadimos el azúcar con el agua y el zumo de limón. Dejamos que el azúcar vaya cogiendo color, sin remover. Cuando tenga un color parecido al de la miel, añadimos las nueces y removemos para que se impregnen bien del caramelo. Sacamos del fuego y las echamos en una bandeja con papel vegetal ligeramente pincelado con aceite neutro. Dejamos que enfríen. Cuando hayan enfriado del todo, las picamos en una picador, procurando no picarlas demasiado por que si no se nos formaría un praliné.

nueces caramelizadas

Ingredientes para el helado:

  • 500 ml de nata para montar
  • 250 ml de lceche
  • 150 g de miel
  • 1 vaina de vainilla
 Abrimos la vaina de vainilla  y le sacamos los granitos de dentro.Ponemos a hervir todos los ingredientes (echamos los granitos y la vaina también) en un cazo removiendo de vez en cuando, hasta que la miel se disuelva. Cuando hierva, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez frío, retiramos la vaina de vainilla y lo guardamos en un recipiente hermético en la nevera.

Una vez fría la mezcla, manteamos el helado con nuestra heladera durante 20-30 minutos o según las instrucciones del fabricante.

Otra opción, es meter la mezcla en el congelador en un recipiente hermético. Durante las primeras 2 o 3 horas, la sacaremos cada media jora y batiremos con un tenedor o batidor de varillas.

Sacamos del congelador 5 minutos antes de servir.



Vamos a montar nuestro mix de helado. En un bote o copa, colocamos un par de cucharadas de helado de miel, añadimos una capa de compota de cerezas, otra capa de nueces caramelizas y de nuevo una de helado, cerezas y nueces. Acabamos con una cucharada de miel y coronamos con una cereza para decorar. (ver foto cabecera)




7 ago. 2014

Helado de crema de cacahuete con bacon caramelizado y mermelada de fresa

peanut butter ice cream



Y vamos con más helados caseros. Ya sabéis que soy fan, pero fan de la cocina norteamericana, y siempre intento enseñar alguna que otra receta típica aunque a veces me gusta darle vueltas y volver a reinventarlas.

Tenía por casa un bote de crema de cacahuete sin estrenar, y me acordé que los americanos  suelen comer sandwiches de crema de cacahuete con mermelada, y es más, me acordé del sandwich preferido de Elvis, el "Peanut butter, banana and bacon sandwich", crema de cacahuete, plátano, bacon y miel. Sería algo así:






Esa combinación debe de estar deliciosa, pensé, así que voy a hacer un helado inspirándome en este sandwich. Cambié el plátano por la mermelada de fresas y caramelicé el bacon, para luego mezclarlo en trocitos muy pequeños en la crema base.




BASE:

Vamos a preparar primero la crema base de mantequilla de cacahuete. Separamos las yemas de las claras y las batimos con la mitad del azúcar moreno. En un cazo, calentamos la nata, la leche, el azúcar restante y la mantequilla de cacahuete, hasta que empiece a hervir. Echamos un cucharón de esta mezcla caliente en el bol de las yemas con el azúcar y batimos ligeramente, volvemos a repetir con otro cazo. Luego pasamos esta mezcla al cazo donde teníamos la mezcla caliente y lo ponemos todo al baño María, para evitar que se cuaje el huevo. Batimos constantemente hasta que se espese ligeramente, hay que tener muchísimo  cuidado la crema, si se cuaja, ya no vale.

Una vez lista, pasamos la crema a otro recipiente para que no se siga cocinando, y este mismo a un gran bol con agua fría y hielo, es decir el recipiente con la crema dentro del otro bol. Vamos removiendo de vez en cuando para que se enfríe mejor. Dejamos en la nevera mínimo 4 horas, o toda una noche.


BACON CARAMELIZADO:

Mientras podemos prepara el bacon caramelizado, es muy simple. 
Necesitamos:
  • 3 Lonchas de bacon ahumado
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
Ponemos en una sartén antiadherente  el bacon cortado en trozos y freímos hasta que esté crujiente. Añadimos el azúcar moreno y removemos sólo unos segundos. Retiramos y guardamos.



MANTECAR EL HELADO

Sacamos la base de la nevera, y la metemos en la heladera. Mantecamos ( se llama así al batido de la base en la heladera) durante el tiempo recomendado según fabricante, que es más o menos unos 20-25 minutos. Si no tenemos heladera, podemos congelarlo en un recipiente adecuado, sacar pasado 1 hora y remover. Repetir este paso varias veces.


ACABADO DEL  HELADO

Cortamos en trocitos más pequeños el bacon caramelizado, para que no nos encontremos trozos enormes en la boca, y los  mezclamos con el helado. Igualmente, mezclamos un par de cucharadas de mermelada de fresa con la base y el bacon, sólo ligeramente, para que no se mezcle demasiado y podamos diferenciar estos dos sabores una vez lo comamos. Volvemos a congelar en un recipiente apropiado y tapamos con film transparente.







Os voy a enseñar una sugerencia de presentación, además de que queda buenísimo. Colocar el helado como relleno de un donut. Probadlo, ¡ tocaréis el cielo con las manos!!





11 jul. 2014

Pumpkin Pie Ice Cream ( helado de tarta de calabaza)

Pumpkin pie ice cream

¡Qué calor!. El verano es lo que tiene, que nos vamos derritiendo por las esquinas. Pero por suerte existen las playas, las piscinas, los aires acondicionados... y sobretodo, los helados. Los deliciosos helados nos ayudan a refrescarnos en estos meses para poder hacerlos lo más llevadero posible y de paso alegrar nuestras panzas.

Me encantan los helados caseros. Desde que tengo la heladera de Kitchen Aid, he podido hacer varias recetas buenísimas. Lo que más me gusta de hacer helados en casa, es  que son cien por cien caseros y que puedes hacer el sabor que más te plazca y combinarlos con lo que quieras.

Hoy os enseño una receta del libro que os mostré en agosto del año pasado "Sweet cream and sugar cones", el helado de tarta de calabaza o Pumpkin pie ice cream.

Los pasos de la base son iguales que en la receta del mes de agosto añadiendo unos ingredientes, pero el método es el mismo. De todas formas os los vuelvo a indicar y si queréis ver los pasos, podéis mirar el otro post.

Ingredientes:

  • 6 yemas de huevo grandes
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de gengibre
  • 3/4 taza de azúcar moreno (muscovado mejor)
  • 2 tazas de nata para montar
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 de puré de calabaza ( unos 200grs)
  • 1/2 cucharadita de vainilla.
Podemos usar puré de calabaza en lata o podemos asar una calabaza pequeña en el horno. Si es así, recomiendo hacerlo con anterioridad.




Vamos a hacer la base. En un bol resistente al calor batimos las yemas justo hasta romperlas con la mitad del azúcar, la canela y el jengibre. Dejamos a un lado.

En un cazo, mezclamos la nata, la leche, la sal y el resto del azúcar y lo ponemos a fuego medio-alto. Cuando la mezcla empiece a burbujear por el alrededor del cazo, bajamos el fuego a  medio.

Con cuidado, cogemos un cazo y echamos un cucharón  de la crema caliente y la añadimos a las yemas que hemos reservado. Batimos con las varillas. Repetimos con otro cucharón y hacemos los mismo. Cogemos toda esa mezcla y la volvemos a añadir al cazo.

Cocinamos la mezcla con cuidado a fuego medio, removiendo constantemente para que el huevo no se cuaje. Aproximadamente 1 o 2 minutos. La mezcla se espesará en este tiempo como una crema. Hay que vigilar que no se cuajen los huevos, es ¡súper importante!!

Pasamos la mezcla a otro recipiente para que no se siga cociendo en el cazo, y la ponemos en otro recipiente grande que tendrá agua fría y hielo para que podamos enfriar la mezcla. Removemos de vez en cuando. Cuando esté fría, tapamos el recipiente con un film transparente y dejamos en la nevera al menos 2 horas o durante toda la noche. Es importante que la crema esté bien fría antes de llevarla a la heladera.

Sacamos la base de la nevera,  cogemos la mitad y la mezclamos con el puré de calabaza y la vainilla en un robot de cocina. Añadimos esta mezcla a la base y la removemos bien. 

Colocamos nuestra crema en la heladera y mantecamos durante unos 20 minutos (o dependiendo de las instrucciones de cada heladera).  




Sacamos el helado y lo ponemos en un recipiente apto para el congelador. Congelamos al menos 4 horas.




Le hemos echado unas nueces por encima y un poco más de canela para intensificar el sabor, pero también le puede ir muy bien, un sirope de caramelo o toffee.





Yo no sé si a Jean Paul le apetece helado, se está burlando de mi o no puede más con la vida. Eso sí, él no sale de su camita.



De momento, me quedo pensando en la próxima receta de helado ¿Qué proponéis??

19 ago. 2013

El libro del mes: (Agosto 2013). Earl Grey Ice Cream.

"Sweet Cream
and 
Sugar Cones"



El veranito aún no ha acabado, y ya que recientemente adquirí este libro y tengo un accesorio heladera para Kitchen Aid prácticamente nuevo, que menos que no ponerme manos a la obra y enseñaos una recetilla original.

Me compré este libro por que estoy muy pez con el tema de los helados, no sabía como conseguir una textura ideal ni como hacer una buena base.
Es un libro super completo, donde te explica paso a paso la base para cualquier tipo de helado, y a partir de ahí diversas recetas clasificadas por ingredientes o texturas como los polos de hielo o tartas hechas de helado mmmm...




Y vamos con la receta:



"EARL GREY ICE CREAM"

  • 1 y 3/4 tazas de nata para montar
  • 3/4 taza de leche semidesnatada
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3 cucharadas de té Earl Grey de hoja suelta
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 5 yemas de huevo grandes

En un cazo, echamos la nata, la leche, la mitad del azúcar y el té e infusionamos todo.







Cuando en los bordes del cazo se formen burbujas de calor, es la hora de taparlo y dejar reposar durante unos 10 minutos.





Batimos las yemas en un bol resistente al calor . Añadimos el resto del azúcar y seguimos batiendo. La mezcla anterior, la volvemos a poner en el fuego a fuego lento y añadimos un cazo al bol de las yemas, batimos. Volvemos a echar otro cazo de la mezcla de té en las yemas y volvemos a batir. Ahora, toda esa mezcla de yemas y crema de té se añade al cazo que está en el fuego y vamos removiendo continuamente hasta que la crema engorde, pero que la yema no se cuaje, eso es muy importante.





Comprobamos que está listo, cuando sobre la espátula podemos dibujar un camino con el dedo sobre la crema y se aguanta limpio.

Ahora colamos la preparación con un colador muy fino.





Una vez lo tengamos colado, lo metemos en un recipiente con tapadera, para poder dejar en el frigorífico la mezcla. Mejor hacerla  y dejarla en la nevera toda la noche o si tenemos prisa con 4 horas ya estaría bien.

Es hora de usar la heladera. añadimos la mezcla fría (¡siempre fría!) a nuestra heladera y batimos entre 20 o 30 min o según instrucciones de la máquina.

Volvemos a coger la crema y la colocamos en un recipiente adecuado para congelador. Después de unos 4 o 5 horas ya lo podemos consumir.

earl grey ice cream

Es un helado con un sabor peculiar, que no os dejará indiferente a nadie. A aquellos que no les gusta el té, esta sería otra manera de tomarlo, y os aseguro que la sorpresa será buena.





Aquí lo presento con una mermelada casera de cerezas picotas con kirsch que hice recientemente. El resultado es maravilloso.

A ver, ¿quién se atreve con este helado?

25 jul. 2013

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar BAKED ALASKA

baked alaska



El baked Alaska es también conocido como tortilla noruega, tortilla sorpresa o glace au four. Consiste en un helado colocado sobre bizcocho o pudin de navidad, cubierto con un merengue que se gratina.
Se puede presentar de muchas formas, como tarta grande o individual, incluso lo he visto como cake pop.
Pienso que es más fácil servir este postre como algo individual, ya que si no sois muchos comensales, se tendría que congelar, y con el merengue gratinado no es lo mismo, por que ya no existe ese contraste de recién hecho.
Hay gente que con el helado, le pone mermeladas o incluso frutas, en realidad debajo de esa capa de merengue puedes acompañar el helado con lo que se te venga en tu imaginación.

Los Chatos Chefs, hemos querido presentar este postre en copa, hemos hecho nosotros mismos el helado, ( ya veréis que el helado sobre sale de la copa, mejor que no lo haga, por que luego es difícil de colocar el merengue).

Os dejamos los ingredientes de cada paso.

Ingredientes  para el helado.

  • 80 grs de azúcar
  • 360ml de nata
  • 120ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 2 cdas de puré concentrado de moras

En un cazo añadimos la nata y la leche la cocemos a fuego medio hasta que empiece a hervir, en este momento ya podemos echar el azúcar, junto con la sal, la vamos removiendo hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto. Retiramos y lo dejamos entibiar.

Batimos las yemas en un bol y sobre este vamos añadiendo poco a poco la mezcla anterior. Lo batimos hasta que todo se integre. Volvemos a poner esta mezcla en un cazo y cocemos a fuego medio, removiendo hasta que vaya espesando, sobre todo que no hierva por que se puede cortar la mezcla.
Añadimos el puré concentrado de mora y mezclamos bien todo.

Apartamos del fuego y colamos la mezcla en un colador fino en un bol resistente al calor. Este mismo bol lo ponemos en otro bol con hielos y removemos hasta enfriar. Lo dejamos enfriar toda la noche en la nevera.
Ahora ya podemos poner la mezcla en nuestra máquina heladera, y la dejamos según las instrucciones del fabricante.




Cuando ya esté listo, colocamos la mezcla en un recipiente apropiado para congelador y dejamos al menos durante 4 horas para poder servir.



Ahora que ya tenemos nuestro helado preparado. Podemos hacer el bizcocho. Me he decantado por hacer una genovesa de chocolate.


Ingredientes para la genovesa de chocolate.
  • 3 huevos grandes
  • 75 grs de azúcar
  • 50 grs de harina
  • 25 grs de cacao puro
  • 1 cucharadita de vainilla
Batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla quede blanquecina. Tamizamos la harina y el chocolate y añadimos a las yemas. Batimos y añadimos la cucharadita de vainilla.

Montamos las claras y vamos añadiendo a la masa anterior de forma envolvente para que la masa se airee y no baje.



Ponemos la masa en un molde de 23 cm de diámetro engrasado y lo ponemos en el horno durante 15 minutos a 180ºC.

Ingredientes para merengue italiano.
  • 2 claras de huevo
  • 230 grs de azúcar
  • 1 cucharada de glucosa
  • 90 ml de agua
  • pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Hacemos un almíbar con el agua y el azúcar, vamos removiendo hasta que se disuelva el azúcar. En el momento que hierva, montamos las claras a velocidad alta y añadimos poco a poco el almíbar mientras vamos batiendo. Echamos la pizca de sal , la vainilla y la glucosa. Seguimos batiendo durante unos 10 minutos, hasta que esté firme.

Vamos a montar el Baked Alaska en copa. Primero, cortamos el bizcocho con un cortador circular de la  medida de la base de la copa.


A continuación colocamos el helado sobre el bizcocho. Lo puse en un envase de yogur recubierto con un film para poder desmoldar mejor, pero me quedó demasiado alto, así que es mejor echar menos al molde o cortamos ( cosa que no hice).

Pusimos otro parte de bizcocho encima del helado, tipo sandwich, y sobre todo esto el merengue que cubre el perfil de la copa para que coja estabilidad. El toque final se da con un soplete, vamos gratinado el merengue por todos los lados. ¡Y ya lo tenemos!






Nuestro último postre antes de las vacaciones. Nos vemos dentro de 3 semanas, con nuevos posts, y nuevas recetas. Que paséis buenas vacaciones, os torréis al sol, descanséis mucho y que vengáis con fuerzas para lo que viene en septiembre.


Diseñado por El Perro de Papel