Mostrando entradas con la etiqueta pascua. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pascua. Mostrar todas las entradas

25 mar. 2016

Mona de Pascua

Mona de Pascua


Parece que el 2016 está siendo el año de las primeras veces. Este fue el primer año que hice un Roscón de Reyes,  y este es el primer hago que preparo una Mona de Pascua.

Y como ya he comentado en otras ocasiones, cada año se me hace más difícil hacer una receta que no haya hecho ya para estos días tan señalados. Mis recetas de los años anteriores han sido variadas, tenemos los Pollitos de Pascua que son unos cupcakes de limón decorados caras de pollito, un Bunny Swiss Roll, que es un brazo de gitano la mar de Kawaii o un poco más clásico un Arroz al chocolate en huevo de Pascua.

Dándole vueltas al asunto, pensando en galletas, bombones, huevos, etc, me dije a mi misma: oye, y ¿por qué no una mona?, una mona como las que me regalaban mis padrinos cuando yo era pequeña. Así que me fui a investigar en mi pequeña biblioteca culinaria y encontré una receta de la ya desaparecida revista "My Lovely Food".

Es una mona muy sencilla, el bizcocho, el relleno y la cobertura son la misma de la receta, pero he variado su decoración, ellos decoran con fondant, y yo he hecho un huevo sorpresa.

Propongo hacer nuestro huevo sorpresa con anterioridad, al menos un día antes, así lo tendremos listo para cuando tengamos que decorar nuestra mona.

Para el huevo necesitamos:

  • 100 grs de chocolate negro
  • caramelos, lacasitos, nubes...
  • nonpareils
  • molde de huevo, no muy grande, tamaño Kinder
  • pincel
Primero vamos a temperar el chocolate, lo derretimos hasta que llegue a una temperatura de 45-50ºC, llevamos la mitad del chocolate en un mármol frío y trabajamos hasta que llegue a unos 28º-29ºC, y volvemos a colocar esa mitad de chocolate en la otra más caliente y removemos hasta que llegue a 31-33ºC.

Ponemos unas cucharadas en los moldes de chocolate y repartimos bien por todo el molde, le damos la vuelta y dejamos que se escurra un poco sobre el bol, luego, con la ayuda de una espátula, limpiamos los perfiles. Dejamos boca abajo sobre un papel de horno.


como hacer un huevo de pascua



Dejamos que se enfríe unos 10 minutos, y repetimos la acción, para que las paredes del huevo queden más gruesas.

Una vez frio del todo, lo sacamos con cuidado y con una puntilla vamos limando las rugosidades de los perfiles. En la mitad del huevo colocamos los caramelos, y con la ayuda de un pincel, ponemos chocolate derretido en los perfiles. Pegamos la otra mitad encima.





Hay veces que al cerrar los huevos los perfiles no nos quedan muy rectos que digamos, pero para eso también hay una solución. Colocamos en un platito nonpareils, y pintamos con chocolate derretido la linea de unión de las dos mitades. Cogemos el huevo y vamos rebozándolo con los nonpareils, así no se notarán los defectos.




Ahora ya tenemos listo nuestro huevo de Pascua. Vamos a por la Mona.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 150 grs de azúcar
  • 150 grs de harina
  • la ralladura de 1 limón
  • 1 cdta de levadura
Precalentamos el horno a 180ºC. Separamos las claras de las yemas.

En un bol batimos bien las yemas con el azúcar unos 5 minutos, hasta que doble su volumen.

Batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla de las yemas con una espátula de silicona de manera envolvente para que no se desmonte la mezcla.

Tamizamos el harina y la levadura y añadimos la ralladura de limón. Incorporamos la mezcla del mismo modo, suave y con movimientos envolventes. Seguimos hasta que no quede ningún grumo de harina.

Engrasamos un molde de unos 18 cm. Horneamos entre 35-40 minutos o que al pinchar con un palillo este nos salga limpio. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, lo cortamos por la mitad.


Ingredientes para la yema:

  • 5 huevos grandes
  • 360 grs de azúcar
  • 35 grs de maicena
  • 180 ml de agua mineral
Batimos los huevos enérgicamente y le añadimos el agua mineral. Una vez mezclado, lo pasamos por un colador fino y desechamos la espuma que puede haber surgido de batirlos con varillas.
Mezclamos el azúcar con la maicena e incorporamos a los huevos, sin que quede ningún grumo.

Colocamos la mezcla en un cazo a fuego lento hasta que adquiera el espesor deseado. Una vez listo, dejamos enfriar sobre una superficie fría como el mármol de la cocina. Este proceso es importante ya que evitamos que la yema se oxide y coja un tono verdoso. Una vez frío, lo tapamos con film y dejamos que se enfríe del todo en la nevera

Ingredientes para el ganache:

  • 125m  de nata
  • 125 grs de chocolate negro
Ponemos en un cazo a hervir la nata y echamos el chocolate a trozos. Movemos hasta que se deshaga del todo. Dejamos templar.

Decoración:

  • huevo de chocolate de Pascua (el que hemos hecho antes)
  • almendra crocante
  • plumas, pollitos, muñecos, etc.
Tenemos nuestra base de bizcocho cortada por la mitad. Rellenamos la mitad con el ganache de chocolate y tapamos con la otra mitad. Cubrimos con la yema el bizcocho y también por los laterales. Si queremos, podemos tostar la yema de la superficie con un soplete, a mi me encanta. Con la ayuda de una espátula o cuchara colocamos la almendra crocante por los laterales. Ponemos encima nuestro huevo y las decoraciones elegidas.







20 mar. 2015

Arroz al chocolate en huevo de Pascua

Arroz al chocolate en huevo de Pascua



Dentro de poco se celebrará la fiesta de Pascua.  El año pasado, con nuestra receta "Bunny Swiss Roll" quisimos darle un toque más "yankee", inspirándonos en la tradición de la búsqueda del huevo de Pascua.

Este año nos quedamos en casa. En Cataluña lo celebramos comiendo monas de Pascua que son unos pasteles decorados con figuras y huevos de chocolate,  plumas, muñecos, etc, que se regalan a los ahijados.

Nuestra aportación para este año  ha salido de nuestro imaginario. Pensando en los huevos de Pascua y mis ganas de hacer algo con moldes, nos vino a la cabeza la idea de este postre. Se trata de un huevo de chocolate blanco, relleno de arroz con leche al chocolate, coronado con naranja confitada.

Para hacer el huevo de chocolate blanco, debemos templar el chocolate primero, así al sacarlo del molde tendrá brillo y quedará mucho más bonito a la hora de emplatar. Templar no es difícil, y para que  veáis como se hace, os dejo este enlace del  " Forner de Alella". Como veis es muy importante tener un termómetro digital, es la única manera de saber de forma correcta las temperaturas. Como nosotros vamos a trabajar con el chocolate blanco, lo fundimos a 40ºC, lo enfriamos hasta 24ºC y volvemos a subirlo hasta 29ºC, de la misma manera que lo hacen en el video.

También necesitaremos un molde de huevo de chocolate de una medida de huevo real. Y sin más preámbulos os dejo con los ingredientes.

Ingredientes para el huevo y decoraciones:

  • 360 grs de chocolate blanco de cobertura 

Ingredientes para el arroz al chocolate:

  • 500 ml de leche
  • 75 grs de arroz
  • 50 grs de chocolate negro de cobertura
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de limón
  • 1 piel de naranja
  • 50 grs de azúcar
  • naranja confitada
  • cacao en polvo (opcional)

Primero vamos a hacer el huevo. Templamos el chocolate y una vez templado, llenamos el molde de los huevos hasta arriba, le damos unos golpecitos con la encimera para que se vayan las burbujas de aire.





Ponemos el  molde boca abajo sobre el bol para vaciar los huevos ( lo hacemos desde el aire cerca del bol). Le damos unos golpecitos para retirar el exceso y limpiamos con una espátula el chocolate que queda colgando. Ponemos el molde boca abajo en una bandeja con papel de horno y lo metemos en la nevera durante unos 10 minutos.




En un papel de horno,  con la ayuda de  una manga pastelera.podemos hacer unas decoraciones con la forma que más nos guste. Estas decoraciones servirán para dar volumen al postre. Os enseño un ejemplo.




Vale, ya tenemos preparada la base y las decoraciones, ahora vamos a preparar el arroz al chocolate. El arroz al chocolate no es más que que un arroz con leche al que habremos añadido chocolate negro de cobertura.

Rallamos el chocolate con un rallador o un cuchillo. Ponemos en un cazo la leche junto la piel de limón, la de naranja y la rama de canela. Dejamos que se caliente a fuego lento. Cuando empiece a hervir, echamos el arroz y removemos, lo dejamos durante 20 minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Echamos el azúcar al final, y removemos para que se disuelva. Añadimos el chocolate y volvemos a remover hasta que se funda por completo. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe por completo.

Ahora montamos el postre. Cogemos una mitad del huevo y lo rellenamos con el arroz al chocolate, espolvoreamos por encima cacao y añadimos un poco de naranja confitada. Para acabar, coronamos con la decoración de chocolate que habíamos dejado preparada.






14 abr. 2014

Leche frita de coco y especies

leche frita de coco

Se acerca la Semana santa y sólo vemos  por la red recetas de torrijas, buñuelos, bacalao, etc.  Me acuerdo cuando era adolescente y en el colegio de monjas les daba por hacer leche frita,  a veces la hacían de fresa, supongo que con batido. Bueno, total, que fue la primera vez que la probé y me hice aficionada, siempre me cogía un trozo para postre. Luego encontré una receta en una revista de mi madre y allí me puse con las manos en la masa. Me di cuenta que no era nada difícil de hacer, así que siempre que podía la preparaba.

Después taaaaaantos años tenía un poco de mono de hacerla, y de comerla, claro. Así que cuando vi otro de esos concursos online de recetas de semana santa, me acordé de la estimada y añorada leche frita.

Ya sabeis que Los Chatos somos muy de fusionar recetas; salado y dulce, clásico y moderno, o como esta vez, una receta típica española con un toque hindú. Y ahora vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 100ml de leche entera
  • 400 ml de leche de coco
  • 75 grs de azúcar
  • 70 grs de maizena
  • 1 rama de canela
  • cardamomo
  • clavos
  • azúcar, canela y clavo en polvo para espolvorear
  • 1 huevo
  • harina

Primero de todo, engrasamos con mantequilla una fuente cuadrada, no muy grande para que salga con un poco de grosor.

Mezclamos las dos clases de leche y reservamos un vaso. El resto lo ponemos en un cazo junto la rama de canela, el cardamomo (que abriremos para que salga su aroma y sabor) y los clavos. Dejamos hasta que hierva, luego mantenemos unos 5 minutos a fuego lento para que se infusionen las especies.

En un bol tendremos el vaso de leche y añadiremos la maizena con el azúcar y movemos bien con las varillas. Una vez la leche del cazo esté lista, colaremos todo dentro de la leche del bol y removermos de nuevo. Volvemos a llevar todo esto a fuego, removiendo constantemente hasta que espese por completo. Ha de quedar una textura como la siguiente.







Ahora, sólo tenemos que llevar la mezcla a la fuente previamente engrasada. Dejamos enfriar 2 horas, fuera de la nevera.

Una vez ha enfriado, cortamos cuadrados con un cuchillo y los pasamos por harina y huevo. Freímos con abundante aceite caliente. Ponemos los cuadrados sobre papel absorbente para que elimine el aceite.

El toque final será espolvorear con la mezcla de azúcar de canela y clavo. Y ya podemos servir.





 Sólo me queda felicitaos la Semana Santa a todos. Que lo paséis muy bien, no trabajéis mucho, y... ¡a seguir cocinando!.

2 abr. 2014

Bunny Swiss Roll


bunny swiss roll


Hoy estoy contenta, por fin voy a tener más tiempo para poder dedicarlo a mi pobre blog medio abandonado. Tengo tantas cosas en la cabeza, tantas recetas y muy poco tiempo para experimentar. Pero eso ya se acabó, a partir de ahora nos ponemos manos a la obra y a ¡hornear que se ha dicho!

Yo soy fan de los muñequitos del rollo Kawaii. Todas esos monigotes japoneses me encantan, son tan monos... También es por eso por lo que mi primer curso de fondant fue con Charuca Vargas, no me lo podía perder bajo ningún concepto. El caso es que quería hacer uno de esos brazos de gitano tan  molones decorados, pero quería hacer mi propia plantilla, y pensando en  Pascua, me vino la idea de conejitos de estilo kawaii.

Así que me puse a pensar en un dibujo gracioso y este es el patrón que diseñé.




En realidad se puede hacer cualquier diseño que se te ocurra para este tipo de pasteles, pero claro, es más difícil si tiene muchos colores o si son dibujos pequeños, ya que la cocción se tiene que hacer por tandas y todo se dibuja con manga pastelera y un buen pulso.

 Lo primero que tenemos que hacer es calcar nuestro dibujo en un papel de horno con un lápiz.




Una vez ya lo tenemos, ponemos el papel del lado contrario al que hemos dibujado para que no entre en contacto con la masa. Si tenemos una bandeja de color claro mejor, pero si es negra como la mía , al darle la vuelta al papel apenas se ve, así que puse otro papel de horno debajo enganchado a la bandeja mediante spray.




Este papel, también lo pegaremos a la bandeja con el spray y hemos de asegurarnos que el dibujo está centrado y que esté lo más liso posible, que no tenga arrugas.

Y ahora lo más importante, la receta.  Esta base la saqué de blog Kanela y Limón.Para una placa de bizcocho necesitamos:


  • 50 grs de aceite
  • 50ml  de leche
  • 70 grs de azúcar
  • 4 huevos ( separadas claras de yemas)
  • 80 grs de harina
  • Colorante rosa
  • Colorante lila
  • Colorante negro

Precalentamos el horno a 170ºC.
En un bol mezclamos la leche, el azúcar y el aceite, hasta que los granitos de azúcar hayan desaparecido. Luego añadimos la harina y por último las yemas de los huevos. Batimos bien.

Montamos las claras que teníamos separadas, hasta que se nos formen unos picos suaves. Las añadimos  poco a poco  a la otra mezcla con un movimiento envolvente para que la masa no baje.





Una vez tenemos la masa lista, teñimos unas partes con los colores elegidos. Para este dibujo he hecho, 1 cucharada de masa de negro, 1 y media de rosa claro , 1 de rosa fucsia, y 1 y media de lila.
Pero primero empezamos con la pupila del ojo. Se empieza por aquí, la capa que va más abajo es la primera que se hornea. Así que, hacemos en una manga pastelera pequeña, o bolsita transparente un pequeño orificio e introducimos un poco de masa sin teñir y colocamos los ojos. Lo ponemos en el horno tan sólo 1 minuto y sacamos. Eso se hace para que el color se fije y no se desparrame con los otros.





A continuación seguimos con el color negro. Con ese color haremos los ojos y la nariz, así que podemos hacerlo a la vez. Ponemos en el horno 1 minuto más.





Lo siguiente que tenemos que hacer es la cabeza de los conejos y también haremos los corazones. Dejamos cocer un poco más ya que hay más masa, unos 2 minutos aprox.




Ahora los dibujos ya están listos, sólo tenemos que acabar la placa de bizcocho.  Echamos el resto de la masa que no hemos teñido y la extendemos bien para nivelarla. Cocemos durante unos 15 minutos.

Ahora viene la historia. Una vez hemos sacado el bizcocho del horno, le damos la vuelta sobre otro papel de hornear y con cuidado le quitamos el que tiene encima, el de los dibujos.




Con cuidado, volvemos a dar la vuelta al bizcocho de modo que los dibujos queden mirando boca abajo. Veréis en la foto que hay un trapo, es un trapo húmedo que nos ayudará a que la masa tenga elasticidad a la hora enrollarlo.  Con la ayuda del papel, vamos enrollando el bizcocho y sobre este, enrollamos el paño húmedo. Dejamos que se enfríe por completo. Este paso es ¡¡¡SUPER!!! importante, ya que nos evita que se nos raje todo a la hora de montar.

Mientras que el bizcocho se enfría, podemos hacer la crema. Los brazos de gitano admiten un montón de rellenos, que si crema pastelera, ganache, merengue, buttercream, etc. En este caso para que no fuera un pastel muy denso me he decantado por una simple nata montada con sabor a mora, muy fácil y rápido de hacer.

Necesitamos:
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 grs de azúcar
  • 1 cucharada de concentrado de mora.
Montamos la nata, y a medio proceso vamos echando el azúcar en forma de lluvia para que se disuelva bien y no queden los molestos granitos. Cuando veamos que la nata está montando, casi al final, añadimos la cucharada de concentrado de mora.

Desenrollamos el bizcocho ya frio, y extendemos una capa de nata uniformemente por todo la superficie. Volvemos a enrollarlo con mucho cuidado, ayudándonos del paño húmedo.



Esta es mi propuesta para Pascua de este año, espero que os haya gustado la idea.  En el mercado existen plantillas ya diseñadas pero creo que es más original hacerlas uno mismo, no es necesario que usemos el ordenador, también podemos hacerlos a mano alzada o una fotocopia o calcar cualquier dibujo de algún libro.





14 mar. 2013

Pollitos de Pascua

Cupcakes pascua


¡Hola a todos! Se acerca la Pascua y  los Chatos chefs tenían ganas de hacer algo divertido, así que se pusieron manos a la obra y se inspiraron en los cupcakes de azúcar que hace Bakerella con formas de animalitos. Pensaron ¿que animal podemos hacer típico de esta época?, ¡ah si! tenemos azúcar amarilla, pues podemos hacer unos pollitos.

Empezamos haciendo una base de cupcake. En este caso, son cupcakes de yoghurt de limón, el típico bizcocho de siempre en cupcakes.




El siguiente paso es crear una base donde se adhiera el azúcar. Hicimos un buttercream de limón (para continuar con el sabor), sólo es añadir zumo de limón a un buttercream normal, o esencia de limón como venga de gusto.




Ahora ya los tenemos cubiertos homogéneamente con el buttercream. Los siguientes pasos son muy sencillos. Ponemos en un cuenco el azúcar de color, damos la vuelta al cupcake y lo impregnamos de azúcar, sacudimos el exceso.




Con un biberón, o manga pastelera y una boquilla redonda no muy grande dibujamos unas alitas en relieve sobre el cupcake y las volvemos a rebozar del azúcar.




Y caracterizamos a los pollitos. Unos ojos y un piquito de fondant, y ya tenemos nuestros cupcakes preparados.


¡Anda mira, si se ha colado un pollito negro!!
Diseñado por El Perro de Papel