Mostrando entradas con la etiqueta pudding. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pudding. Mostrar todas las entradas

8 dic. 2014

Christmas pudding cupcakes


christmas pudding cupcakes


¡Me encanta la Navidad! Me encanta decorar la casa, hacer compras navideñas, esas cenas donde las mesas no tienen ni un hueco libre para colocar más cosas, los regalos, los Christmas carol (villancicos en inglés). Pero sobretodo, me encanta hacer postres con esta temática, y es que una se pone de un tierno y vuelve a ser la niña que era.

Mi primer postre navideño de este año son un cupcakes. Pero son unos cupcakes de Christmas Pudding, un pudin tradicional de la cocina de Gran Bretaña caracterizado por llevar en su interior frutas secas, melaza, brandy, frutos secos o zumo de frutas como los cítricos.

Esta receta la he sacado del libro "The Primrose Bakery Book" del que ya os hablé hace un par de años. Para la elaboración del bizcocho se utiliza el mincemeat, que es la mezcla de todos los ingredientes de los que os he hablado antes, y que se puede encontrar en tiendas especializadas. Sobretodo, es importante escoger un buen minemeat, por que de ello dependerá el sabor del bizcocho. Yo compré uno al whisky con naranjas buenísimo.

Antes de ir con los ingredientes, realicé unas decoraciones de hoja de acebo, ya que si pones en Google la palabra "Christmas pudding",  llevan esta decoración. La mía es con fondant, y muy sencilla, aquí os dejo los pasos.

Necesitamos:
  • fondant rojo
  • fondant verde hiedra
  • esteca curvada
  • rotulador negro (opcional)
Amasamos el fondant verde, lo estiramos y con un cortador le hacemos la forma de acebo. Con la esteca les hacemos unas lineas interiores, y para más volumen pintamos las lineas con rotulador ( se puede usar polvo más oscuro de color verde o negro)


Con el fondant rojo, hacemos unas bolitas del tamaño adecuado a nuestras hojas de acebo.

Y ahora si, aquí va la receta.

Ingredientes para la base (20-24 cupcakes):

  • 225 grs de mantequilla
  • 225 grs de azúcar moreno
  • 4 huevos talla L
  • 210 grs de harina
  • 25 grs de maicena
  • 250 grs de mincemeat de buena calidad
  • 3 cdtas de levadura
  • 1 pizca de sal
Precalentamos el horno a 180ºC
Colocamos las cápsulas de papel en un molde de cupcakes.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté todo bien incorporado. Añadimos los huevos uno a uno.

Tamizamos la harina junto la levadura, la maicena y la sal, y vamos añadiéndolo poco a poco a la mezcla anterior.

Por último, echamos el micemeat y mezclamos bien para que todo quede homogéneo. Veremos que al echar el mincemeat la masa quedará más húmeda, ya al principio parecía que iba a quedar seca.

Colocamos en el horno durante unos 20 minutos. Comprobamos con una varilla o palo de madera que están hechos, tiene que salir limpio. Los cupcakes parecerán húmedos incluso cuando ya están cocinados.

La receta del buttercream es cosecha propia, siempre hago la misma receta modificándola dependiendo el sabor que busco.


Ingredientes para el buttercream de brandy:

  • 250 grs de mantequilla
  • 350 grs de azúcar glas
  • 60 ml de leche
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 30 ml de brandy
Colocamos todos los ingredientes juntos en la batidora. Tapamos con un trapo en cuanto empiece a batir, si no la cocina se nos convertirá en Silent Hill. Al principio a una velocidad baja para que los ingredientes se incorporen y después a una velocidad media alta unos 5 minutos, de esta forma los ingredientes se incorporarán de manera perfecta y conseguiremos una buttercream muy  cremosa. Probamos si ya tiene suficiente brandy y si nos gusta más fuerte, le añadimos un poco más y batimos durante 1 minuto más a velocidad media alta.

Ahora ya podemos decorar. Con una manga pastelera y la boquilla que elijamos, añadimos el buttercream sobre los cupcakes. ¡Ojo! Deben estar fríos, si no el buttercream se nos deshará, como ya sabemos, no valen las prisas.

Por último colocamos nuestra decoración de hoja de acebo. Y este es el resultado:








25 feb. 2014

Whole Kitchen en su Propuesto Dulce para el mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: Bread and Butter Pudding

bread and butter pudding


No sabéis lo contenta que me puse al ver la propuesta dulce de este mes. La del mes pasado me encantó, pero esta no ha sido menos, y es que el Bread and Butter pudding o Puding de pan y mantequilla es una receta deliciosa.

Uno de los grandes clásicos en los hogares británicos, y uno de los postres más típicos en todos los restaurantes. Es un postre sencillo, nada caro, lo podemos comer después de comer o desayunando, lo podemos hacer con los recursos que más al abasto tenemos, por que básicamente, es eso, pan mantequilla y unas natillas simples, aromatizado como cada uno guste.

Se origina en el S XVII, derivado de otro postre inglés: el bread pudding, considerado la versión de lujo para grandes ocasiones.

El bread and butter pudding se consideraba un postre para gente de pocos recursos, ya que se aprovechaba el pan duro, a medida que la clase media tuvo acceso a huevos, leche, mantequilla , pasas y azúcar, el postre se fue sofisticando.

Hoy en día existen muchas variedades de este postre, se puede preparar con pan duro o con versiones de bollería como croissants, bricoles o pan de molde. Se les puede añadir fruta fresca, mermelada, frutos secos, chocolate,etc, además de pasas que es la versión original. Y ahora vamos con la receta.


Bread & Butter pudding con chocolate y almendras

Ingredientes:


  • 9 o 10 rebanadas de pan de molde blanco
  • 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 grs de chips de chocolate
  • 50 grs de almendras fileteadas
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de canela
  • 300 ml de leche
  • 100 ml de nata para montar
  • 2 huevos
  • 20 grs de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno

Engrasamos un molde rectangular con mantequilla, tanto el fondo como los laterales. Precalentamos el horno a 180º C. Cortamos la corteza al pan de molde, o lo compramos sin corteza. Untamos de mantequilla un lado de las rebanadas y los cortamos por la mitad o si el molde es pequeño las cortamos en cuartos. Reservamos.





Hacemos las natillas. Calentamos la leche y la nata sin que llegue a hervir. En un bol batimos los huevos con el azúcar y la vainilla hasta que blanquee. Vamos echando gradualmente la leche y la nata en los huevos batidos y seguimos batiendo. No esperemos a que espese, por que no lo hará, eso ya pasará en el horno.

Cogemos los cuartos de pan y vamos montando una capa de manera solapada, de manera que tape toda la base del molde. Añadimos unos pocos chips de chocolate, un poco de almendra, un poco de nuez moscada y  canela. Echamos la tercera parte de las natillas, mirando que cubra bien el pan, sobretodo los lados que pueden quedar secos.




Lo hacemos 3 veces y en la capa final encima del baño de natillas colocamos el azúcar moreno.




Horneamos durante unos 40-45 minutos. La superficie deben de estar dorada y todo cuajado.





Se puede comer frío, pero a mi me gusta comerlo calentito o al menos templado que la da una textura más blandita.


Diseñado por El Perro de Papel