18 nov. 2012

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico italiano " Ciabatta"



ciabatta

Realmente esto ha sido un reto para mi porque nunca antes había hecho pan, y la verdad es que me ha quedado mejor de lo que esperaba.

Aquí os dejo la receta.

Ingredientes, para 2 panes:

Masa madre:

  • 2,5 grs de levadura fresca
  • 150ml de agua
  • 3 cdas de leche tibia
  • 1/4 cdta de azúcar
  • 150 grs de harina de fuerza
Primero tenemos que hacer esta masa por que la tenemos que dejar reposar unas 12 horas o toda la noche.

Esparcimos la levadura en un bol con agua y leche. Dejamos unos 5 minutos, añadimos el azúcar y dejamos que se disuelva.
Ahora, mezclamos la harina para obtener una masa floja. Tapamos el bol con un paño y dejamos fermentar 12 horas.



Ingredientes para la masa:

  • 2,5 grs de levadura fresca
  • 250ml de agua
  • 1/2 cda de aceite de oliva
  • 350 grs de harina de fuerza
  • 1 y 1/2 cdta de sal
Vamos con la masa. Esparcimos la levadura en un bol pequeño con agua. Dejamos 5 minutos y revolvemos para que se disuelva. Añadimos esto con el aceite de oliva a la masa madre y revolvemos bien.

En el mismo recipiente echamos la harina y la sal y quedara una masa pegajosa. Batimos sin parar con una cuchara de madera unos 5 minutos, la masa quedará esponjosa y se despegará de las paredes, pero aún no estará lista para amasar.

Tapamos esta masa con un paño de cocina y la dejamos unas 3 horas para que fermente y doble su volumen.




Ahora preparamos una bandeja bien enharinada. Cortamos en dos la masa que ya ha frementado. Cogemos una con las manos bien enharinadas y trabajamos sobre la bandeja. Vamos amasando, estiramos hacia los lados, amasamos y así unos 5 minutos más. Repetimos con la otra masa.

Les echamos un chorro de aceite por encima y sin tapara dejamos reposar unos 20 minutos en una bandeja con papel de horno.




Es hora de ponerlos en el horno a 220ºC  30 minutos  hasta que se hinchen y adquieran un color dorado y suenen hueco cuando se golpeen en la base. Los sacamos y dejamos enfriar en una rejilla metálica.




Ya podemos servir este delicioso pan. Recomiendo comer el mismo día recién horneado, aunque dura varios no es lo mismo. Pero si lo cortamos en rebanadas y lo tostamos está increíble con un poco de aceite y fuet o jamón, mmm...



Diseñado por El Perro de Papel