Mostrando entradas con la etiqueta yema tostada. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta yema tostada. Mostrar todas las entradas

22 dic. 2014

Turrón de yema casero a la naranja


turrón de yema casero


No hay dulce navideño que más me guste que un buen turrón casero, y ya ni que decir si es de yema. Cuando era más joven trabajaba en una panadería, y un año me regalaron una panera llena de sus productos. Entre ellos había un turrón de yema. Yo sólo había probado los industriales, y cuando probé ese fue una explosión de placer en mi boca , mmm...

Este año me propuse hacer uno yo. Así que me compré unos moldes adecuados para ello, y mi sorpresa fue que en la caja estaba la receta. ¡Que bien!

Se veía la mar de sencilla, así que me animé a hacerla. Como me había sobrado un poco de naranja confitada de la receta del Panettone, pensé en darle un toque diferente, y la incorporé al turrón. Así que con otros pequeños cambios en la receta, me salió un turrón de yema a la naranja.

Aquí lo tenéis:

Ingredientes:(sale una barra y un poco más)

  • 250 gr de almendras molidas
  • La ralladura de media naranja
  • 125 grs de azúcar
  • 40 grs de agua
  • 3 yemas de huevo
  • una pizca de canela en polvo
  • un puñadito de naranja confitada

En un bol, ponemos la canela, la ralladura de naranja, las yemas y reservamos.

En un cazo calentamos el agua con el azúcar a fuego alto hasta que llegue a los 115ºC (que es el llamado almíbar bola blanda), y apartamos del fuego.

Batimos con las varillas la mezcla de las yemas, y añadimos poco a poco el almíbar. Seguimos batiendo hasta que la mezcla se temple, unos cuatro minutos.

Ahora cambiamos las varillas por la pala, y echamos la almendra molida (previamente tamizada) y seguimos batiendo. Añadimos la naranja confitada y mezclamos hasta que esté bien incorporada.

Ponemos la mezcla en el molde, aplastamos bien para que se reparta la masa uniformemente y colocamos un papel de horno encima, y sobre este unos pesos. Dejamos que se endurezca durante unas 10 horas.

Echamos un poco de azúcar sobre el turrón y quemamos con soplete o hierro de quemar



  • NOTA:Si el molde tiene dibujos y echamos mucha azúcar no se verán al quemarlos, así que tenemos que poner sólo una pequeña capa.

El turrón pasadas 10 horas

Recién sacado del molde y una vez quemado







Os voy a enseñar una idea. Me sobró un trocito de turrón que puse en otro molde liso, y con cortador de abeto hice unas formas. Ahora parecen mazapanes, y son perfectos para regalar.

¡Mirad que monos!




Diseñado por El Perro de Papel